La carne cruda, las uvas y las cebollas pueden ser potencialmente peligrosos para un perro. Una experta veterinaria explica los motivos

Cuantas veces de forma inconsciente le damos a nuestro amigo canino algún alimento que se supone es para consumo humano, sin saber que podríamos estar poniendo en riesgo no solo su salud, sino su vida. Pero incluso si el alimento no le hiciera ningún daño, “Fido” se podría acostumbrar a la “comida de humanos” en vez de la suya.

Los perros no procesan ni metabolizan la comida de la misma forma que las personas, de ahí el riesgo de que presenten problemas de salud que podrían incluir desde alergias hasta insuficiencia renal.

“En el verano, tenga especial cuidado con la comida de los días de campo y las parrilladas”, advierte la Dra. Carmela Stamper, D.V.M., veterinaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Entre los alimentos que no le debe dar a su perro están:

1. La carne cruda. Porque puede contener E. coli, Salmonella y otras bacterias perjudiciales. Si está preparando hamburguesas, bistecs o pechugas de pollo para la parrillada, por ejemplo, asegúrese de que estén totalmente fuera del alcance de su perro.

2. Las uvas, las pasas y las grosellas. Pueden causar insuficiencia renal en algunos perros. Pero, ¿qué hay de las demás frutas? ¿Pueden los perros comer manzanas o plátanos? La Dra. Stamper dice que sí; sólo asegúrese de, en el caso de las manzanas, no darle a su perro el corazón ni las semillas.

3. Los alimentos fritos y grasosos. No solo pueden causarle a su perro un dolor de estómago, sino también una enfermedad potencialmente mortal llamada pancreatitis. Incluso si su perro le ruega con los ojos que le dé una pieza, es mejor que no lo haga.

4. Los alimentos enmohecidos. no son algo que usted le serviría a su familia, y su perro tampoco debe comerlos. Si tira las cortezas de queso enmohecidas o los panes de hamburguesa a la basura, asegúrese de que su perro no pueda luego encontrarlos.

5. Las cebollas, el ajo y los cebollines (también en su presentación en polvo). Pueden ser perjudiciales para su perro, sobre todo en grandes cantidades. Si le pone mucha cebolla y ajo en polvo a su salsa o a los frijoles, no deje que su perro se coma las sobras.

6. Los bocadillos salados. En grandes cantidades, también pueden causarle problemas a su perro. “Darle una papa frita o un pretzel ocasionalmente tal vez no haga daño”, explica la Dra. Stamper, pero si su perro se come la bolsa entera, podría ponerse muy enfermo.

Otros dos ingredientes que no le debe dar a su perro

Las nueces macadamias pueden ser muy perjudiciales para los perros. Por último, muchos saben que el chocolate es malo para su mascota, pero tal vez desconozcan que el xilitol, un sustituto del azúcar utilizado en muchos productos sin azúcar, puede ser mortal para los canes. El xilitol está presente en gomas de mascar, dulces, productos orales, y algunas cremas de cacahuate o de diferentes nueces que no contienen azúcar.

¿Qué pasa con los gatos?

En el caso de los felinos, la Dra. Stamper explica que son mucho más melindrosos que los perros con la comida, y no suelen tener problemas por comer cosas que les hacen daño. Sin embargo, advierte que los gatos son muy sensibles a la cebolla y al ajo, tanto frescos como en polvo, así que asegúrese de que el suyo no tenga oportunidad de comer alimentos elaborados con estos ingredientes.

empleos

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes