Un raro fenómeno acabó con la vida de cientos de peces en el Lago Menifee, algo que tiene preocupados a autoridades locales y residentes del área

Como una escena de una película apocalíptica, así se vieron las aguas del Lago Menifee, un ojo de agua artificial ubicado en un club campestre en la ciudad del mismo nombre, que durante toda una semana tuvo flotando en la superficie y en las orillas los cuerpos sin vida de cientos de peces.

Parece que hay una explicación científica. De acuerdo a autoridades locales y personal de mantenimiento del lago, todo se debe a los drásticos cambios de temperatura ocurridos durante los últimos días, un fenómeno que ha ocasionado este tipo de mortandad en otras ocasiones, algo cíclico que se repite aproximadamente cada cinco años.

Los encargados de averiguar las razones que hay detrás de este raro acontecimiento dijeron haber realizado pruebas al agua del lago y que no encontraron otra cosa que pudiera haber provocado la matanza. Explicaron, eso sí, que los cambios bruscos en la temperatura del aire tiene un gran efecto en la que tiene el agua, lo que a su vez causa que los peces entren en un estado como de shock, lo que finalmente termina con su muerte. En resumidas cuentas, es algo así como si las aguas estuvieran cálidas en un momento, luego más frías y otra vez cálidas, todo en cuestión de días.

Otro asunto que tiene preocupados a los visitantes que acuden a este lago a pescar y a las personas que viven cerca del área es que durante varios días nadie se hizo presente para recoger a los animalitos muertos o para dar una explicación de lo que estaba ocurriendo, ya que mientras las autoridades de la ciudad se lavaban las manos diciendo que las instalaciones son de propiedad privada, ninguna otra entidad levantó las manos para solucionar el problema, por el momento.

Mientras tanto, las autoridades que controlan el Lago Elsinore y el Lago Harveston, éste último en Temécula, dijeron estar trabajando para prevenir sucesos como éste. EC

Compartir

Más artículos de interes