De acuerdo al Departamento de Seguridad Nacional, el diseño de las nuevas licencias debe ser diferente en color y formato a las regulares

El diseño de las licencias de manejo para los indocumentados en California sufrió ayer un revés por parte del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que rechazó el boceto hecho por el Departamento de Motores y Vehículos de California (DMV) por no cumplir con la ley federal Real ID.

La ley Real ID fue promulgada en el 2005 como una respuesta a los ataques del 9/11 y tiene como fin la prevención de futuros actos terroristas e impone medidas más estrictas sobre la obtención de licencias de manejo y tarjetas de identificación, así como estándares nacionales sobre lo que éstas deben contener.

Por qué fracasó el boceto de licencias de manejo para indocumentados

Basado en la ley Real ID es que el DHS exige que las licencias para indocumentados tengan un color y diseño diferentes a las licencias para los residentes legales, y que especifiquen al frente que no sirven para fines de identificación federal.

El diseño propuesto por el DMV de California para la creación de las licencias para indocumentados, avaladas por la Ley AB60, es muy similar al de las licencias regulares. Simplemente se cambió la letra L junto al número por una P que significa privilegio, en la parte posterior es donde se especifica que la licencia no servirá para propósitos federales de identificación. En cuanto a color, diseño y formato son iguales, por ello el DHS no quedó convencido y rechazó el proyecto.

Armando Botello, vocero del DMV, expresó que ellos también están desilusionados con la determinación del DHS y afirmó que continuarán trabajando con los legisladores, las comunidades afectadas y los funcionarios federales para diseñar una licencia que cumpla con la ley federal, y permita a los residentes indocumentados manejar legalmente en California.

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes