Una transición importante

A los cuatro años Luis se vino a los Estados Unidos junto con su mamá y una hermana siguiendo los pasos de su padre, quien por circunstancias adversas de la vida debió venirse un año antes. Su punto de llegada fue Pasadena. Allí el recibimiento fue grato por cuanto sus vecinos americanos mostraron ser hospitalarios, lo cual no ocurrió al mudarse al Este de Los Angeles, donde sintió discriminación. Esas vivencias marcaron su vida de una forma positiva, por lo que decidió diferenciarse tratando a todos por igual y teniendo respeto por sus semejantes. Su determinación fue reforzada por las enseñanzas de su padre, quien siempre le inculcó que nunca debía olvidar su procedencia y raíces, y mucho menos en el momento en que se encontrara en la cima. Mi padre me decía “ayuda a todos, pero primero ayuda a tu gente”.

Ayuda a la comunidad

Aunque confiesa que fue un estudiante cuyas calificaciones lo ubican en un escalafón un poco superior al promedio, Estrada siempre se esfuerza por alcanzar sus objetivos, y prueba de ello es haber sido admitido en la Marina norteamericana durante la Guerra del Golfo Pérsico, formar parte del Cuerpo de Bomberos y cumplir con funciones de consejería, supervisión y gerencia de varias organizaciones gubernamentales y privadas. Su objetivo más reciente es alcanzar un escaño en la municipalidad, por lo que se lanzó como candidato a Concejal en la ciudad de Monterrey Park, donde se ha presentado con propuestas interesantes que ayudarían sobremanera a esa comunidad en la cual él y su familia residen desde 1995. “Nunca pensé ser político, sino sólo dedicarme a ayudar a la comunidad”. Pero debido a que se dio cuenta de que la ciudad tiene algunas deficiencias decidió lanzarse como candidato con el fin de contribuir con sus ideas y conocimientos al mejoramiento de esa ciudad del sur de California.

Durante el período que prestó servicio como bombero en Monterrey Park, su pasión por ayudar a la gente lo llevó a aprender mandarín básico con el propósito de poder comunicarse con quienes requerían ayuda de emergencia del cuerpo de bomberos. En su primer año de servicio su labor fue reconocida siendo seleccionado como “Bombero Auxiliar del Año”.

Luis Estrada aconseja a los inmigrantes que no se rindan ante nada, que sigan adelante y que lo más importante para progresar en este país es estudiar el idioma inglés y adaptarse a algunas costumbres americanas.

SHARE

Más artículos de interes