Redacción EC | julio 2012

Miles de jóvenes indocumentados ya se están preparando para solicitar la protección de la medida “acción diferida” ortogada por el gobierno, con lo cual pueden permanecer en el país sin temor a ser deportados, claro, cumpliendo primero con ciertos requisitos.

Debido a la novedad de este programa, hay varios detalles que no se habían mencionado y que los interesados deben tener en cuenta para estar más informados.

Uno de ellos tiene que ver con la edad. Se mencionó primero que los jóvenes deben tener menos de 30 años, pero también cabe señalar que la edad mínina es de 15 años. O sea, un niño de 14 años que cumpla con los demás requerimientos, no puede calificar si no hasta que cumpla los 15 años, no antes.

En cuanto a la documentación que se debe reunir incluye: diplomas, certificados, boletas de calificaciones, certificados escolares, certificados de nacimiento, registros financieros, historias clínicas, registros de empleo y militares.
Se hace hincapié de que si no se encuentran en proceso de deportación, no apliquen en este momento, sino hasta que se haga el anuncio de que ya se pueden empezar a procesar las solicitudes.

Para definir mejor la parte de los delitos, en este momento un delito menor significativo incluye: violencia, amenazas o agresiones, incluida la violencia doméstica, abuso o explotación sexual, robo, hurto o fraude, conducción bajo la influencia del alcohol o drogas, obstrucción de la justicia o soborno, el uso de un arma de fuego, distribución o tráfico de drogas o posesión ilegal de drogas. En estos momentos, muchas organizaciones en defensa de los inmigrantes y abogados están trabajando para que el Departamento de Seguridad Nacional elimine de esta lista el DUI (conducir bajo la influencia del alcohol o drogas) y simples delitos de posesión.

Para no ser víctimas de fraude, no acepte los servicios de los llamados “notarios”. En Estados Unidos estas personas no tienen formación jurídica y legalmente no pueden ejercer la abogacía o representarlo en una corte. Se corre el riesgo de su caso sea rechazado e incurrir en sanciones e incluso ser deportado. Lo mejor es contratar a un abogado con licencia especialista en casos de inmigración, que le puede dar más información y ayudar con su solicitud de la “acción diferida”. EC

Información cortesía de www.ice.gov

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes