Su tarjeta de residente permanente demuestra que tiene el derecho de vivir y trabajar en los Estados Unidos. Si ha estado fuera del país durante más de 12 meses, deberá presentar documentación adicional para volver a ingresar como residente permanente. Cuando alguien se convierte en residente legal de los Estados Unidos adquiere ciertos derechos y responsabilidades, mismos que, de no respetar y cumplir, podría afectar sus posibilidades de obtener la ciudadanía en un futuro.

Algunos de sus derechos
• Vivir y trabajar permanentemente en cualquier parte de los Estados Unidos.
• Solicitar la ciudadanía una vez que haya cumplido con los requisitos para tal efecto.
• Solicitar una visa para que su cónyuge y sus hijos solteros residen en los Estados Unidos.
• Recibir prestaciones del Seguro Social, del Seguro de Ingreso Suplementario y de Medicare, si cumple con los requisitos.
• Adquirir propiedades en los Estados Unidos.
• Solicitar una licencia para conducir un vehículo en el estado donde resida.
• Salir del país y volver a entrar bajo ciertas circunstancias.
• Enlistarse en las distintas ramas de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

Responsabilidades
• Obedecer todas las leyes federales, estatales y locales.
• Pagar los impuestos sobre la renta federales, estatales y locales.
• Inscribirse en el Sistema del Servicio Selectivo de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, si es varón entre 18 y 26 años de edad.
• Mantener su residencia permanente.
• Llevar consigo, en todo momento, documentación que compruebe su residencia permanente.
• Notificar por escrito al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) su nueva dirección cada vez que se cambie de domicilio. Tiene que reportar este cambio dentro de un plazo no mayor de 10 días después del cambio.

Información proporcionada por www.FirstGov.gov

Esta columna no pretende sustituir los consejos y ayuda legal que sólo un experto en la materia puede brindar.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes