La legislatura de California aprobó una medida para otorgar licencias de manejo “especiales” a inmigrantes sin documentos, sólo falta la firma del Gobernador

José F. Sánchez. Los Angeles | 13 de septiembre de 2013

Rigoberto “N” es un inmigrante mexicano que tiene que manejar todos los días desde Santa Ana hasta Santa Fe Springs para ir a trabajar. Si decidiera hacerlo usando el transporte público le tomaría más de dos horas en llegar, si tiene suerte. Por eso este padre de familia se arriesga a ponerse tras el volante a pesar de no tener una licencia de conducir válida. Rigoberto es indocumentado.

“Es arriesgado, te pueden hasta deportar. A mí ya me han quitaron dos carros y la última vez, por un error mínimo me dieron un ticket de 900 dólares por no traer licencia, más otros 300 que pagué para sacar mi troca del corralón”, comentó el inmigrante. Casos como el de Rigoberto se cuentan por miles, por eso la noticia de que los indocumentados podrán solicitar una licencia de conducir válida cayó como lluvia en el desierto.

Se trata de la medida AB60 propuesta por el asambleísta de Watsonville, Juan Alejo y respaldada por varios personajes de la política del estado como el Senador de Los Angeles Kevin de León. La propuesta obtuvo una sorpresiva aprobación tanto en el Senado como en la Asamblea de California y sólo falta la firma del gobernador Jerry Brown, quien dijo que firmaría la medida para convertirla en ley. “Esto permitirá que millones de personas puedan ir a trabajar de forma segura y legal. Y espero que esto envíe un mensaje a Washington de que la reforma de inmigración ha estado en espera durante mucho tiempo”, expresó Brown en una declaración posterior a la noticia.

El documento tendrá algunas diferencias respecto a las licencias que se expiden regularmente. En lugar de tener las letras DL (Drivers License), tendrán DP (Drivers Privilege), además de una leyenda donde especifique que solamente servirá para poder conducir. “No importa que tenga una marca, lo que quiero es poder manejar sin temor a la policía”, manifestó Rigoberto, quien por fin ve un poco de alivio a su situación.

De acuerdo a Reshma Shamasunder, Directora Ejecutiva del Centro de Políticas de Inmigración de California, una vez firmada la medida se espera que las licencias a indocumentados se empiecen a expedir a partir de enero del 2015. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes