Luisa Fernanda Montero | 9 de diciembre de 2011

 

El 2011 agoniza y con él las ilusiones de millones de inmigrantes que, a pesar de todo, creyeron que una reforma migratoria integral y justa era posible.

 

El balance en términos de inmigración no es para nada halagador. El 2011 cierra como un año en el que el congreso ignoró la urgencia de avanzar en la aprobación de una reforma migratoria; las deportaciones alcanzaron cifras récord; el programa federal E-Verify, que impide la contratación de trabajadores indocumentados, amplió sus poderes; y el Dream Act, en términos generales, sigue siendo un sueño.

 

Por si fuera poco, leyes como la HB56 de Alabama, una de las más restrictivas que se hayan aprobado jamás, siguen victimizando a familias enteras. Los menores de edad han sido las principales víctimas de los fenómenos discriminatorios que han hecho que cientos de personas decidan dejarlo todo para buscar nuevos rumbos.

 

A pesar de sus promesas y para desgracia de muchos, el presidente Barack Obama le falló a la comunidad inmigrante en general y a la hispana en particular, de la que depende en gran medida su capacidad de reelección.

 

Pero, en honor a la verdad, hay que decir también que no todo es oscuro y destacar dos cosas, una el ataque federal a la ley de Alabama y otra la prorrogación y estudio de los procesos de deportación.

 

Con el argumento de que el tema migratorio es de competencia del gobierno federal, la administración Obama entabló una demanda contra la polémica ley de Alabama y reiteró que este tipo de legislaciones atentan contra los derechos civiles y van en contra de los valores que Estados Unidos defiende como nación.

 

El otro tema que merece ser destacado es el freno a las deportaciones impuesto por el Gobierno. Por estos días se da inicio a los programas piloto que buscan revisar los primeros casos de deportaciones pendientes, luego de que en agosto, el Departamento de Seguridad Nacional anunciara el plan que busca reducir el número de casos pendientes en las cortes de inmigración.

 

La nueva modalidad clausura los casos en los que los inmigrantes no tengan antecedentes penales, hayan entrado hace tiempo a Estados Unidos y no hayan quebrantado ninguna otra ley migratoria.

 

Es evidente que la medida busca beneficiar a los inmigrantes honestos que buscan hacerse una vida de este lado de la frontera. Una frontera, al parecer, cada vez un poco menos congestionada. De acuerdo con cifras del Washington Post durante el año fiscal 2011 que culminó en septiembre la Patrulla Fronteriza arrestó apenas a 327,577 personas ingresando ilegalmente por la frontera con México.?? La cifra es bastante inferior a la reportada en el 2000 cuando se arrestaron 1.6 millones de personas y menor en un 25 por ciento a la reportada en el 2010.

 

La crisis económica y ciertos cambios en el ámbito laboral mexicano parecen ser los causantes de la disminución del flujo migratorio hacia Estados Unidos. Creamos que las cosas están mejorando al otro lado, pues, y esperemos que las cosas mejoren para los que siguen de este lado.?

 

El 2012 es un año electoral en el que el tema migratorio seguramente hará parte del discurso público y seguramente volverá a generar polémicas discusiones entre candidatos y votantes pero que en términos prácticos no irá a ninguna parte.

 

Esperemos que sea cual sea el debate, prime la cordura y no se menosprecien ideas como la del precandidato presidencial republicano que, para sorpresa de muchos y enojo de otros,  propuso la ciudadanía estadounidense para indocumentados que han permanecido largo tiempo en el país. ¿Debemos empezar a ser optimistas?

 

A nosotros como hispanos y como inmigrantes nos queda en principio permanecer informados, cuidarnos y tomar decisiones inteligentes. Una buena forma de empezar es sintonizando Bienvenidos a América en su estación local o visitando www.bienvenidosradio.com. También puede participar en el programa llamando al 1-800-248-3232. EC

 

Información cortesía de La Columba Vertebral de La Red Hispana

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes