La cinta de J.J. Abrams se sobrepone a las críticas desfavorables y termina el fin de semana con 373 millones de dólares a nivel mundial

La última entrega de Star Wars, The Rise of Skywalker, arrancó con fuerza en su primer fin de semana en cartelera aunque con resultados por debajo de las dos entregas anteriores de la trilogía. La expectación estaba pero las críticas mixtas impidieron que se formara un clima de euforia favorable como para batir nuevos récords en taquilla, de acuerdo a los expertos de la industria. En total, 176 millones de dólares para comenzar con un resultado global de 373 millones.

Aunque no son los números espectaculares que muchos esperaban de un final en manos de J.J. Abrams, el resultado le sirvió para dominar la taquilla con claridad en Estados Unidos y firmar el tercer mejor debut para un mes de diciembre. El primer puesto, a mucha distancia, sigue siendo para The Force Awakens (2015), que comenzó su andadura en cartelera con 248 millones de dólares y acabó batiendo una marca a nivel nacional con 936 millones.

El octavo episodio de la saga Skywalker, dirigida por Rian Johnson, también tuvo mejor respuesta de público que este polémico cierre. The Last Jedi aún es el segundo mejor debut en un mes de diciembre en EEUU con 220 millones de dólares en su primer fin de semana.

Para Disney, The Rise of Skywalker es el tercer mejor estreno del año, por detrás Avengers: Endgame y de The Lion King, el cierre a un año brutal en términos de recaudación con casi 12.000 millones de dólares ingresados. De momento, seis de las diez películas más poderosas del año en el aspecto financiero son suyas, a falta de que asome la cabeza esta última entrega de Star Wars. Es cuestión de tiempo.

La incógnita ahora es saber si el filme de Abrams seguirá dominando en taquilla y sobreponiéndose a las críticas desfavorables, con tan solo un 57% de rating en el portal Rotten Tomatoes. Es la segunda cinta peor valorada de las nueve que componen la sagas, tan solo por detrás del 53% que registró The Phantom Menace, de George Lucas. El boca a boca tampoco ha sido demasiado positivo, con un presupuesto de 300 millones de dólares a superar.

En el extranjero, el mercado europeo ha sido su mejor aliado hasta el momento con 122 millones de dólares recaudados, a años luz de los 12,1 millones con los que China ha contribuido a la causa. Solo en Japón, el filme ingresó 14 millones de dólares.

También se esperaba mucho de Cats, la adaptación al cine de la célebre obra de Andrew Lloyd Webber de manos de Tom Hooper, pero el fracaso fue estrepitoso. Terminó el fin de semana con 6,5 millones de dólares frente a un presupuesto de 95 millones, perdida en cartelera entre el furor por Star Wars y la presencia de Jumanji: Next Level, la segunda en discordia del fin de semana con 26,1 millones más que añadir a su cuenta personal. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes