Hugh Jackman y Jack Gyllenhaal protagonizan la espeluznante historia de un secuestro de dos niños

Luca Verne. Los Angeles | 16 de septiembre de 2013

El thriller sigue siendo un género muy vivo pese a la avalancha de franquicias y una forma de expresión para actores con ganas de brillar, algo que hacen en este caso Hugh Jackman y Jack Gyllenhaal en Prisoners, una historia dura de digerir y emotiva que aterriza en las carteleras el 20 de septiembre.

Todo transcurre en uno de los días más plácidos y familiares del año en Estados Unidos, el día de Acción de Gracias en el que millones de personas se reúnen con sus seres queridos en señal de agradecimiento por todo lo que les ha traído la vida.

Sin embargo, para los Dover todo se tuerce cuando su hija de seis años sale un rato a jugar a la calle de un pueblo cualquiera de la América profunda junto a su mejor amiga y desaparece sin dejar rastro.

Keller Dover, interpretado por Jackman, le sigue la pista al dueño de una autocaravana, solicitando ayuda al detective Loki (Gyllenhaal) de la policía local y perdiendo la fe en las autoridades conforme pasa el tiempo.

Además de la historia, que no ayuda a mantener la tensión del espectador desde el principio hasta el final, está el reparto. No solo llama la atención el papel de Hugh Jackman como desesperado padre de familia, sino secundarios de lujo como Paul Dano, el actor neoyorquino de 29 años que se dio a conocer ante el mundo con aquel particular papel en la comedia “Little Miss Sunshine”.

En este caso Dano interpreta a Alex Jones, el dueño de la autocaravana que parece ser el responsable de la desaparición de las niñas. La policía lo detiene pero no consigue encontrarle nada que pueda demostrar ser el responsable del secuestro. Dover, que sigue convencido de la culpabilidad de Jones, decide tomarse la justicia por su mano y raptarlo para que le diga dónde están las menores.

El resultado es una tensión casi inaudita durante dos horas y media para una cinta que ha entrado con fuerza en el festival de cine de Telluride. Allí, varios críticos de la prensa estadounidense se han deshecho en elogios hacia el trabajo del director Denis Villenueve, así como para Jackman y Gyllenhaal, tildando a Prisoners como una posible candidata a entrar en la terna de los Oscar. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes