Jennifer López ha vuelto a las andadas, a la comedia ligera de risa fácil, amor previsible y desenlace caótico y alocado. En unos días, estrenará “The Back-up plan”, una cinta junto al australiano Alex O’Loughlin en la que da vida a una mujer que recurre a la inseminación artificial para quedarse embarazada de gemelos, justo el día en que conoce, por accidente, al amor de su vida en un taxi de Manhattan.

Puede que sea por su habilidad innata para convertir en oro todo lo que toca. Según la revista Forbes, es la latina más poderosa de Hollywood, la diosa de un emporio con línea de ropa, perfumes y hasta una participación en un equipo de fútbol americano, los Miami Dolphins, que adquirió junto a su marido, Marc Anthony.

Comparten casas en Miami y Bel-Air, además de dos hijos, gemelos, Emme Maribel y Max, nacidos el 22 de febrero de 2008. Su embarazo la tuvo alejada de la gran pantalla. Por eso celebra su vuelta con una comedia sobre niños, romanticismo y amor. Una reentré hecha a la medida.
 
¿Han cambiado tanto las relaciones como para llegar al extremo de su personaje en la película?
El mundo se ha vuelto un poco loco. Y es algo que se refleja en la película, que me gusta porque es moderna en ese sentido. Me gustó que el hecho de ella tenga un hijo sea el conflicto de la relación romántica, algo atípico para esta clase de películas que normalmente giran en torno a otro tipo de asuntos como la suegra, o que la chica está enamorada de su mejor amigo o cosas así. Esta es muy diferente, con mucha oportunidad para la comedia tanto física como a través el diálogo. Me pareció muy inteligente.

¿Diría que sus relaciones son tan enrevesadas como las de las películas en las que se desenvuelve?
He tenido muchas relaciones muy complicadas (risas). Tengo bastante experiencia al respecto.

¿Y quién tuvo la culpa?
Hubo un poco de todo. Pero no siempre fueron mis arrebatos. 

¿Será por la velocidad en la que vivimos en el Siglo XXI?
En los años 40 y los 50, cuando no había divorcio, el amor era más simple. La gente estaba forzada a mantenerse en una relación y hacerla funcionar. Hoy en día salirse de una relación es lo más fácil del mundo, está aceptado y puedes tener hijos con distintas personas y no pasa nada. Es un mundo mucho más complicado para el amor.

¿Hasta qué punto le preocupa la reiteración en el tema de la comedia romántica, el encasillamiento?
No lo sé, la verdad. Es mi primera película en dos años desde que tuve a los bebés, por eso estoy bastante emocionada. Es la clásica película que me pide la gente que haga y que a mí me encanta hacer, y en este momento se trata de hacer reír a la gente y hacerles pensar sobre la vida. Es un poco lo mismo que trato de hacer con mi música, pensar sobre la vida y el amor.

¿No le molestan las críticas ácidas de los cinéfilos, su obsesión por los títulos comerciales?
¡Todo lo contrario, me encanta que mis películas sean taquilleras! (dice con una risa sarcástica). Cuanto más mejor. Hay un sitio para eso y estoy feliz de que eso funcione. He hecho dramas, cintas independientes, grandes películas de acción… Todas te llenan, pero nada es tan satisfactorio como un gran éxito de taquilla. A todo el mundo le gusta tener reconocimiento y estar reconocido por la crítica, y lo he experimentado con algunos papeles, pero todo tiene su momento.

¿Qué tiene entre manos para llegar al siguiente nivel?
Siempre estás buscando papeles interesantes, y como artista quieres levantar el listón. Con esta película siento que he alcanzado un nivel diferente a lo que he hecho antes, por el hecho de reflejar más en la historia lo que yo soy como persona. Veo más naturalidad en mi interpretación.

Dirija sus comentarios a [email protected].


Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes