Ha ido ganando terreno en Hollywood y ya es, al menos, una de las bellezas mayores de la meca del cine. Quizá por su reclamo y su tirón en taquilla la han puesto frente a otro de los guaperas del momento, Bradley Cooper, que interpreta el papel de Templeton Face en la película The A-Team, que se estrenó este viernes en Estados Unidos.

Se llama Jessica Biel, es de Minnesota y además de modelo, es una actriz en pleno momento ascendente. Después de muchas vueltas para encontrar el reparto exacto, entró a formar parte de un equipo que aspira a emular a los personajes originales de la popular serie de los años 80, The A-Team, icono de la cultura popular de entonces. Ella lo tiene más fácil. La parte romántica corre de su parte, y de momento, ningún galán se le ha resistido en pantalla.

¿Veía la serie cuando era pequeña o era más una cosa de chicos?
No creo que fuera sólo para chicos, pero nuca la vi. Me la perdí. Era demasiado pequeña cuando se empezó a emitir.

¿Se puso al día cuando firmó para participar en la película?
No. Todavía no he visto ni un solo episodio. Empezaré a verla una vez que la película se haya estrenado.

¿Una decisión personal?
Absolutamente. No quería que la serie original me influyera a la hora de encarar la película. Prefería no saber nada y llegar al rodaje sin una idea preconcebida para que lo que hiciéramos fuera algo completamente nuevo y fresco.

Este proyecto ha estado en las mesas de los estudios durante casi 15 años, ¿se considera afortunada de participar en él?
Me siento especialmente afortunada por formar parte de una película en la que la gente tiene puestas tantas expectativas. Me resulta muy divertido pensar que todo el mundo está deseando verla. La mayoría de las películas que hago no las ve mucha gente [risas].

¿Es un reto formar parte de una película de la que los fans están tan pendientes?
Sí, porque es imposible satisfacer las expectativas de todo el mundo. Estoy convencida de que habrá quien odie la película, siempre sucede. No importa si es la mejor película que se ha hecho nunca. Pero estoy segura de que cuando los fans vean lo que hemos hecho se van a sentir felices. Eso es lo único que podemos hacer. No podemos torturarnos por no satisfacer a todo el mundo.

Más allá de su personaje, en la vida real ¿podría enamorarse de un tipo como Tempelton Peck?
Sí, probablemente [risas]. Un hombre así es muy atractivo para cualquier mujer. Es un militar de operaciones especiales, encantador y con un punto de chico malo. Lo tiene todo.

¿Así que le gustan los chicos malos?
Me gustaban. Pase por esa fase cuando era adolescente, pero ya la tengo definitivamente superada. No lo volvería a hacer… aunque para una aventura sería muy divertido [risas].

En los últimos años ha hecho muchas películas que han funcionado bien en taquilla, ¿se considera una actriz de Blockbusters o prefiere las películas independientes?
Intento ser una actriz capaz de compatibilizar las grandes películas con las cintas independientes. Me gustaría que la gente fuera al cine porque les gusta como actúo y no por el presupuesto de la película. Esa es mi gran meta, aunque no estoy muy segura de en qué punto se encuentra mi carrera en este momento. Cada vez que estrenas una nueva película, tu carrera puede dar un giro inesperado.

¿Cuál ha sido la mejor decisión que ha tomado en su carrera?
Probablemente, trabajar con un preparador de actuación. Cuando empiezas tu carrera joven, piensas que todo es fácil y que lo tienes bajo control. Sin embargo, pronto te das cuenta de que tienes que deshacerte de tu ego y tu orgullo y darte cuenta de que, aunque sepas lo que estás haciendo y lo hagas bien, puedes mejorar mucho si tienes una persona con la que puedas ensayar y explorar los personajes.

¿Y la peor?
Decir no a una película de la que prefiero no acordarme. Todavía me arrepiento. En aquel momento pensé que era la peor decisión de mi carrera, aunque prefiero creer que, si la tomé, era porque debía ser así por alguna razón.
 
Si echas la vista atrás, ¿de qué película es de la que te sientes más orgullosa?
De El Ilusionista, es mi favorita.

Ya hay quien la considera el futuro de Hollywood, ¿es un motivo de orgullo o una presión añadida?
Es la primera noticia que tengo [risas]. Sería muy emocionante porque conllevaría buenos papeles. No suelo hacer mucho caso a este tipo de cosas. Siempre que vas a estrenar una película te dicen “esta es la película que te va a catapultar al estrellato”, pero luego nunca sucede [risas].

¿Alguna vez se ha sentido superada por la presión de trabajar en Hollywood?
Sí. Este negocio es uno de los más duros. En la mayoría de los casos, la persona indicada para un papel nunca lo consigue. No conozco ningún otro sector en el que no se contrate al mejor. La industria del cine es perfecta para acabar con tu ego. Muchas veces te puedes llegar a tomar las negativas como algo personal, pero es un error. Así es este negocio, brutal. Si no encadenas papeles interesantes uno detrás de otro, es muy fácil que se olviden de ti.

¿Teme envejecer en Hollywood?
Sí, es horrible. La idea de mirarte en el espejo y no reconocer a la persona que tienes delante me aterroriza. Además, es algo exclusivo de las mujeres. Los hombres mejoran con la edad. ¡Es tan injusto! [risas].

Dedicas mucho tiempo a obras de caridad. ¿Piensas seguir ofreciendo cenas al mejor postor como aquella por Molly Bloom?
Si es por una buena causa, lo volvería a hacer. Me lo pasé muy bien y conocí a gente muy interesante. Lo mejor de todo es que conseguimos recaudar un montón de dinero. Cualquier cosa que pueda hacer para ayudar, aunque sea algo tan banal como aquello, seguiré haciéndolo.

¿Y si algún hombre quisiera hacerlo sin pagar, que debería traer a la mesa para convencerla?
Una sonrisa. Para conquistarme, un hombre tiene que hacerme reír… y gustarle mi perro, claro.

¿Retomará su carrera como cantante?
Me encantaría, pero no para sacar un álbum sino participando en un musical de Broadway o cantando en una película. Ya he hecho algunos casting para musicales, así que a lo mejor en un futuro cercano vuelvo a cantar.

¿A qué actriz del momento le gustaría parecerse en el futuro?
Me encantaría ser como Meryl Streep, Kate Blanchet, Kate Winslet o Judy Dench.

Tiene solo 28 años y ya ha hecho una gran cantidad de películas. ¿Ha llegado a pensar en algún momento en tomárselo con más calma? ¿Quizá se ha planteado la maternidad?
Sí. Me encantaría experimentar la maternidad, aunque no creo que suceda en un futuro próximo.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes