La nueva película protagonizada por Ryan Reynolds te invita a una aventura que promete ser divertida, inimaginable y disparatada

En «Free Guy», un cajero de banco que descubre que en realidad es un jugador de fondo en un videojuego de mundo abierto donde no hay límites, muy parecido al antiguo juego “Grand Theft Auto”. 

Ya embarcado en un mundo donde no hay límites, decide ser el tipo que salva el mundo a su manera, claro, con una dosis de inteligencia artificial y un indicio de amor por una mujer (Jodie Comer), reescribe la historia, su historia.

Protagonizada por Ryan Reynolds, Jodie Comer, Lil Rel Howery, Joe Keery, Utkarsh Ambudkar y Taika Waititi, «Free Guy» está dirigida por Shawn Levy a partir de un guión de Matt Lieberman y Zak Penn y una historia de Lieberman. 

La película está producida por Ryan Reynolds, Shawn Levy, Sarah Schechter, Greg Berlanti y Adam Kolbrenner con Mary McLaglen.

¿De qué se trata la película “Free Guy”?

La historia gira alrededor de un cajero de banco modesto y alegre que algún día descubre que es un jugador de un videojuego de mundo abierto y en el que no existen límites llamado “Free City”. 

Guy (Ryan Reynolds) empieza a modificar su historia al tomar un rol más activo en el juego, y rápidamente se hace de mucha popularidad. Pero su nuevo protagonismo le trae problemas serios, pues resulta ser una amenaza para el dueño del juego, el magnate Antwan, quien considera que la presencia de Guy atenta contra el futuro del videojuego “Free City” por lo que emite una orden para remover a Guy del juego.

Sin embargo, Ryan Reynolds (Guy) no se rinde y está decidido a transformarse en el héroe de la historia y ser el hombre que salve al mundo a su manera.

cartel publicitario de la película¿Hay referencias a videojuegos reales?

Los fanáticos de los juegos por consola encontrarán muchas referencias y códigos del mundo de los videojuegos. Además, en la película hay participación especial de algunas de las figuras más reconocidas del universo gamer como: Imane “Pokimane” Anys, Lannan “LazarBeam”, Tyler “Ninja” Blevins, entre otros.

Escenas de acción y efectos especiales

Respetando el estilo de los videojuegos de mundo abierto, la historia de Free Guy facilita escenas llenas de adrenalina y acción, con el estilo divertido y cargado de humor sarcástico ya característico de Reynolds. “La película tiene una tonelada de efectos especiales comentó”, el diseñador de producción, Ethan Tobman, que tomó la ciudad de Boston como base para crear una versión en la “vida real” de Free City (el nombre del videojuego dentro del filme).

“Desde el primer día supimos que queríamos crear un entorno de videojuego situado en el mundo real, filmado en el mundo real. Eso lo diferencia de otras películas que han explorado esta temática y, a su vez, Shawn Levy (el director) y yo sentimos que ayuda a conectar mejor emocionalmente y estar más arraigado con la realidad, antes de revolverla. No tuve que atenerme a ninguna regla de la realidad, de la gravedad, de la masa, la densidad, la física o cualquier otro elemento científico que no comprendo. Podía hacer cualquier cosa que soñara”, explicó Tobman. 

Por lo tanto, podemos esperar una película con secuencias de acción por demás decentes, bastante gráficas y divertidas. 

¿Vale la pena ver Free Guy?

Sí porque Ryan Reynolds (Guy) promete conquistar al público con su bondad, inocencia, capacidad de adaptación y un optimismo desmesurado. 

Su capacidad se ve potenciada por alguien que lo ayuda a crecer, eso es algo con lo que mucha gente puede identificarse. 

Millie, protagonizada por Jodie Comer lo ayuda a crecer y como resultado, Guy toma la acción y desarrolla la capacidad de comenzar a pensar por sí mismo y cambiar el mundo. “Nuestro Guy es un muchacho común y corriente que puede hacer cosas extraordinarias. Es un héroe muy cercano a nosotros, resuena en nosotros, podemos identificarnos”, comentó el protagonista y productor Ryan Reynolds.

Free Guy, la nueva película de 20th Century Studios se estrenará el 13 de agosto solo en cines. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles