Y no es que la cita vaya mal del todo, si uno ya está familiarizado con el tipo de humor de los Wayans es de esperarse ese tipo de exageraciones que han marcado el estilo de estos hermanos desde la época de cintas como “Don’t Be a Menace to South Central While Drinking Your Juice in the Hood” o “Scary Movie”, en donde siempre existen situaciones que algunos pueden considerar de mal gusto, pero que otros encuentran bastante chistosas.

La película es casi una copia de “Step Up 2: The Streets” (yo no conozco a nadie que haya visto la cinta y si la llegué a ver, fue más por accidente), lo cual nos hace cuestionar las elecciones de Damien Dante Wayans, quien dirige y quien parece querer mantener a la cinta dentro del mundo “urban” en esta ocasión, lo cual es una pena porque le podían haber sacado mucho provecho a otras películas de baile clásicas, como “Dirty Dancing”, “Footloose”, “Grease”, “Mamma Mia”, “Purple Rain”, “Breakin’”, “Honey”, “Saturday Night Fever”, etc. ¿o es que esas eran demasiado “blancas”? (aunque eso no lo detuvo al usar las referencias de “Twilight”, que no es ni musical, ni de baile).

Las contadas excepciones, incluyen a personajes de “Hairspray” y una reproducción del tema “Fame”, lo que a pesar de ser políticamente incorrecto, es uno de los mejores logros de la cinta.

No es una película que le vaya a cambiar la vida a nadie, pero es una buena ocasión para reírse de una comedia que gusta de revolcarse en lo absurdo a la menor provocación. Y eso puede ser bastante saludable…

Para los fácilmente ofendibles, la otra alternativa es ver “Glee” en Hulu, o a través de la página de Fox.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes