Muchas familias de bajos ingresos cuenta con alternativas para pagar la universidad de sus hijos, descubra tres de ellas que están disponibles

La falta de recursos económicos no debe ser un pretexto para que los hijos no vayan a la universidad. Existen programas de becas y préstamos que pueden ayudar a que los estudiantes sigan una carrera, en ocasiones, sin tener que reembolsar lo que hayan obtenido.

1. Planes 529. Por lo general muchas familias y futuros universitarios empiezan a buscar cómo pagar por la universidad durante el último año de sus estudios secundarios. No tiene que ser así. Puedes empezar a apartar dinero para la universidad desde mucho antes, incluso desde la infancia. Los planes 529 te ofrecen varias alternativas para ahorrar para la universidad con anticipación y hasta te brindan beneficios tributarios. Hablen con un representante financiero hoy mismo para averiguar cómo puede abrir una cuenta del plan 529 para ahorros universitarios.

2. Becas y ayuda que no tienen que reembolsar. El gobierno federal y los gobiernos estatales otorgan becas por varias razones, desde necesidad financiera hasta desempeño académico o deportivo. Con una sola solicitud puede postular para la mayoría de estos programas de ayuda.
Además, pudieras recibir ayuda bajo otras circunstancias, como por ejemplo por ser militar o veterano, a través de tu empleador, o mediante programas auspiciados por la universidad donde deseas cursar los estudios, como los programas de trabajo y estudio (work study).

3. Préstamos. Si aún necesitas ayuda para pagar la universidad, considera solicitar un préstamo. Así como puedes postular para becas del gobierno, de la misma manera y con la misma solicitud puedes pedir préstamos gubernamentales. Una gran ventaja de estos préstamos es que las tasas y planes de reembolso suelen ser más favorables que los préstamos convencionales.

También puedes pedir un préstamo para propósitos educativos a un banco convencional. Cabe mencionar que si optas por estos préstamos, vale la pena comparar las tasas ya que pueden variar de un banco a otro.

Cómo pagar por la universidad requiere un poco de investigación de tu parte. Y aunque los estudios universitarios parezcan ser un gasto mayor, son una inversión en tu futuro financiero, profesional y personal. EC

Con información de Contenido Latino

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes