La Opera de San Diego podría cerrar definitivamente si no consigue los 10 millones de dólares que necesita para vivir una temporada más

Igual que las tramas que se desarrollan arriba del escenario, la Opera de San Diego está viviendo lo mismo al enfrentar serios problemas financieros que amenazan con cerrar esta compañía que está en funcionamiento desde 1950.

El consejo directivo de la organización puso como plazo límite el martes 29 de abril para conseguir un fondo de emergencia de 10 millones de dólares para, al menos, mantenerse con vida durante una temporada más, que sería la número 50. De lo contrario, la compañía cerraría afectando a cientos de trabajadores que dependen de los espectáculos que se llevan a cabo en este legendario recinto cultural.

La situación ha desencadenado una auténtica olla de grillos, unos apoyando al director Ian Campbell, y otros acusándolo del mal manejo fiscal de la empresa, así como de su desorbitante sueldo que se embolsa y que según lo reportado en el 2012 fue de 508,000 dólares.

El directivo, por su parte, habría alegado que esta situación ya se veía venir desde hace tres años, y que debido a una reducción en la audiencia y en el número de donadores perdieron 3 millones de dólares en dos años, según una nota de acb10.

Lo cierto es que el cierre parece inminente. Ya otras compañías similares han tenido que cerrar sus puertas debido a sus bajos presupuestos, incluyendo a las de New York, Boston, Cleveland, San Antonio y el Condado de Orange en California.

Otro detonante que provocó la crisis financiera de este centro cultural fue, de acuerdo a algunos miembros del consejo, la recesión, la falta de donadores, dificultades para recaudar fondos y la cada vez menos audiencia debido al alto costo de las entradas.

Pero hay muchas personas que hacen desesperados intentos por mantener abierta la compañía. Incluso hace unos días un nutrido grupo de trabajadores de la Opera de San Diego pidieron al ayuntamiento de la ciudad su ayuda para salvar a la legendaria institución. Habrá que esperar el desenlace. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes