El CAHSEE ayuda a identificar a los estudiantes que no están desarrollando las destrezas esenciales para la vida después del high school, y exhorta a los distritos escolares a poner especial atención en estos jóvenes, proporcionándoles los recursos que necesitan para alcanzar estas destrezas durante sus años de educación secundaria, necesarias para ir al colegio o universidad.

Todos los estudiantes de las escuelas públicas deben cumplir con el requisito del examen CAHSEE, así como otros requisitos locales y estatales, para obtener su diploma de enseñanza media (high school). Los estudiantes con discapacidades están exentos de este examen si reciben un permiso de excepción (local waiver), de acuerdo a una sección del código de educación. 

Estructura del examen
El examen CAHSEE se compone de dos partes: Arte del lenguaje inglés (ELA) y matemáticas.

 Arte del Lenguaje Inglés (ELA). Esta parte comprende el contenido curricular hasta el grado 10, es decir, todo lo que el estudiante ha aprendido desde primero hasta décimo grado sobre el idioma inglés. La evaluación de lectura en esta primera parte del examen, incluye vocabulario, decodificación, comprensión, análisis de información y textos literarios. La escritura cubre estrategias, aplicaciones y reglas de gramática, ortografía y puntuación.

• Matemáticas. Esta sección está enfocada en álgebra I y los estándares estatales de sexto y séptimo año. El examen incluye estadística, análisis de datos y probabilidad, sentido numérico, medidas y geometría, razonamiento matemático y álgebra. A los estudiantes también se les pedirá demostrar una base sólida en computación y aritmética, incluyendo las operaciones con decimales, fracciones y porcentajes.

Los estudiantes deben tomar el examen en el grado 10 y de no pasar en esta primera vez, tienen dos opciones en el grado 11 y cinco en el grado 12. En cada ocasión, sólo tomarán la parte o partes que no han aprobado. Investigaciones realizadas con respecto a los resultados del examen CAHSEE, han determinado que se está cumpliendo el propósito de elevar el rendimiento académico de los estudiantes de high school, y al mismo tiempo apoyando el requerimiento federal de la ley “No Child Left Behind” (Ningún niño se queda rezagado).

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes