Para muchos estudiantes es tiempo de prepararse para el examen de admisión a la universidad, practicando con las pruebas SAT o ACT

Debido a que la mayoría de los colegios y universidades requieren que los solicitantes presenten los resultados de ACT o SAT como parte de la consideración de ingreso, la preparación para el examen de admisión en sí puede ser un componente crítico de ese proceso.

Considera estos consejos que pueden ayudarte a aumentar tu puntaje y al mismo tiempo, reducir el estrés.

1. Regístrate temprano. Para permitirte la mayor flexibilidad posible, se recomienda tomar los exámenes de ingreso a la universidad durante tu tercer año de preparatoria. Si no obtienes una puntuación ideal, puedes refinar tu enfoque y volver a tomar el examen con una mejor idea de qué esperar.

2. Toma un examen de práctica. Cualquier plan de preparación para el examen debe comenzar con un examen de práctica SAT o ACT. Tomar exámenes de práctica en condiciones realistas puede ayudarte a comprender mejor el contenido del examen, mejorar tu gestión del tiempo y ayudarte a combatir la ansiedad del examen. 

3. Regístrate para un curso de preparación. Si encuentras que estudiar por tu cuenta es difícil, un curso de preparación puede ponerte a prueba. Las clases de preparación pueden variar desde grupos pequeños hasta clases más grandes impartidas por expertos en exámenes. Algunos distritos escolares incluso ofrecen programas extracurriculares dedicados a la preparación de ACT o SAT.

4. Reúne los artículos necesarios. Para ayudarte a reducir el estrés del día del examen, reúne todo lo que necesitarás la noche anterior. Consulta la lista de artículos prohibidos (no se permiten teléfonos celulares) para asegurarte de no traer accidentalmente algo que no es permitido. Asegúrate de que tu mochila tenga tu boleto de admisión, identificación con foto válida, varios lápices afilados con gomas de borrar, una calculadora aprobada (con baterías nuevas) y un reloj, si está permitido.

5. Duerme bien y desayuna. Si bien puede ser tentador quedarte despierto hasta tarde en la noche antes del examen, es probable que tengas un mejor rendimiento con una noche de sueño reparador. Dormir es importante para la retención, y comer un desayuno balanceado te ayuda a estar concentrado. EC

Visita eLivingtoday.com para más consejos educativos e información. Contenido cortesía de Family Features.

Anuncios de interés en Los Ángeles