Desde pequeña fue buena estudiante, sin embargo al comenzar la secundaria tuvo un pequeño declive en sus calificaciones. Recuerda que en aquella época su madre le inculcó la importancia de la educación. Le contó cómo ella no pudo estudiar al vivir en un pequeño rancho en Guerrero y le pidió que tomara todas las oportunidades que la educación le brindaba.

Cynthia ha destacado en las clases de matemáticas, completando todos los requisitos académicos, y le gusta también pre-cálculo, física y química. Su profesor de química y el señor Ortiz (profesor de español) la han respaldado en todo momento.

Entre las actividades comunitarias que realiza hay que destacar su labor administrativa en la organización no lucrativa Cross Cultural Counselor, que junto a su madre y otros voluntarios ayudó a re-organizar para que los trabajadores tuvieran más oportunidades. Además, ha participado en JUNTOS Mentoring Program, proyecto en el que estudiantes de secundaria ayudan a estudiantes de middle school con la tarea escolar. Cynthia también cumple las funciones de árbitro en equipos de fútbol locales.

Uno de los obstáculos que esta joven ve en la educación de California es la incomprensión que existe entre las diferentes razas. Al tratarse de un estado muy ecléctico culturalmente hablando, los individuos tienden a rechazar a las personas con diferentes nacionalidades y esta tendencia perjudica a los estudiantes de familias inmigrantes.

El consejo de Cynthia a otros estudiantes para que sobresalgan y logren llegar a la universidad es “echarle ganas” e involucrarse en todo tipo de actividades, aunque siempre manteniendo la concentración en la escuela.

Su mensaje a los padres es que apoyen en todo momento a sus hijos y los motiven a estudiar.

A pesar de sobresalir en las ciencias, Cynthia ha decidido estudiar Negocios Internacionales en Southern New Hampshire University. Esto se debe a que la joven está muy aferrada a sus ideales y busca una profesión en la que pueda defender causas sociales.

Ha obtenido dos becas. Una de la universidad a la que acudirá y otra de $2,000 de Ford Espíritu de Superación 2005. De esta última se enteró a través de su madre, quien vio el anuncio en prensa y televisión e insistió a su hija para que solicitase esta generosa ayuda de Ford. Esta estudiante piensa utilizar este dinero para comprar libros y poder venir a ver a su familia en Navidad.

El sueño de Cynthia es conventirse en abogado pues sería una profesión que completaría todas sus inquietudes y podría defender a quien verdaderamente lo merece.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes