Los Panzas Verdes del León quieren el tricampeonato, pero hay varios equipos que se reforzaron fuerte para impedirlo

Aquí estamos otra vez, arrancando una temporada más del fútbol mexicano con varias cosas qué comentar. Ya hecha la digestión después del platillo mundialista, le toca turno al plato casero, a la comida corrida, al taco y a la torta.

Varios equipos tienen en la mira quitarle la corona al doble monarca León. Uno de ellos es el América, que se llevó al nido al goleador Oribe Peralta. Veremos si esta temporada logra cuajar el sistema del “Turco” Mohamed.

Cruz Azul es uno de los favoritos. Pero hasta no ver, no creer. Está como la canción: “Prometes y prometes, y nada”. A ver si en su segundo torneo, Marquito Fabián se convierte en el mesías que lleva a la Máquina a la tierra prometida.

Pumas es otro que con poco buscará meterse en la pelea. Aparte del nuevo uniforme estilizado que portará y de la incorporación de Matías Britos, se ve difícil que los del Pedregal repitan lo hecho la temporada pasada.

El que se reforzó hasta los dientes fue el chiverío. Le queman las llamas del averno, por eso sacaron la cartera para registrar al técnico Carlos Bustos y a estelares como Salcido, Arce y Reyna. Nápoles, Toledo y Michel también se pondrán la de rayas para ayudar a que el equipo regrese a los primeros sitios.

Por otro lado, da gusto ver la vuelta de un equipo de tradición, como el de los Leones Negros de la U. de G., que tendrán que ponerse las pilas para mantener la categoría. Marc Crosas, Leandro Cufré y Fidel Martínez son los refuerzos para el equipo tapatío. Hay que ver si rugen en su temporada de regreso.

Los demás son de peligro. Tigres, Rayados, Tuzos, Diablos Rojos, Santos y Xolos van en la misma carrera. Todos tratando de tumbar al campeón. Con pocos cambios en su plantel, León luce potente para repeler cualquier ataque. La verticalidad y el buen trato del balón siguen siendo claves para considerarlo favorito. La única duda es quién cubrirá el vacío dejado por el “Chapito” Montes, que estará fuera por seis meses. Mientras tanto, ¡el rey no ha muerto, viva el rey! EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes