Africa está de fiesta. Por primera vez desde 1930 un país de esta zona geográfica acogerá un Mundial de Fútbol. El elegido fue Sudáfrica, nación que le ganó en la votación a Marruecos y Egipto y que con ello hizo realidad el sueño de Nelson Mandela y de todo un pueblo para llevar este magno evento a su tierra.
La nación del arco iris ya había manifestado sus intenciones de ser país sede de la justa del 2006, pero en la votación final perdió por un solo voto ante Alemania. Todo cambió a su favor para el Mundial del 2010 cuando la FIFA decretó que para organizarlo, solo podrían participar naciones africanas. Así el camino fue más fácil para que los del cono sur fueran los elegidos en esta oportunidad. Ya era justo. El torneo de Japón-Corea del 2002 había sido el único jugado en otra región que no fuera Europa o América, que cada cuatro años se dividían los honores de organizar el evento.

 

Recorrido mundialista
Después de la creación de la FIFA, el 21 de mayo de 1904 en París, Francia, no fue sino hasta 1930 cuando se celebró el primer Mundial en suelo uruguayo. Olvídese de los vuelos en primera clase, en aquel entonces los equipos invitados (4 europeos) llegaron en barco al puerto de Montevideo, donde al final la Celeste se alzó con la primera Copa del Mundo.

De allí en adelante la sede de la competencia se fue alternando entre el Viejo y el Nuevo Continente, claro, sin contar con el aplazamiento de los torneos del 42 y del 46 a causa de la Segunda Guerra Mundial.
Hay mundiales marcados por hechos históricos que nos llenan de asombro. Por ejemplo, en 1950 Brasil era una máquina, sólo le faltaba conquistar el título y qué mejor que hacerlo en su casa y con su gente. Pero la “garra” charrúa les echó a perder el festejo y enlutó a todo un país. En la final Uruguay venció a los locales por 2-1 en el que a la postre se conoció como “el maracanazo”.
En Suecia 1958 se dio el surgimiento de la máxima leyenda del fútbol. Con tan solo 17 años, Edson Arantes Do Nascimento “Pelé”, se coronó campeón del mundo junto a un Brasil sediento de venganza. Lo demás es historia.

Cuatro años más tarde la Copa se disputó en Chile. Allí fue donde la selección brasileña dio muestras de que estaban llamados a ser protagonistas en todas las justas donde se presentaran al ganar su segundo trofeo. Otro hecho sobresaliente fue que en chile 62 jugaron tres jugadores que antes habían jugado para otro país. Entre ellos el gran Ferenc Puskas con España, cuando en el 54 había sido parte de la selección de su natal Hungría.
El 70 fue el año que le tocó a México ser anfitrión tras unos inolvidables Juegos Olímpicos dos años atrás. Pero la gloria fue para Brasil, que de la mano del “Rey Pelé” lograron el tricampeonato. Cómo olvidar el “partido del siglo” en semifinales entre Italia y Alemania y la emblemática figura del gran Franz Beckenbauer.
En 1978 el Mundial fue nuevamente para América. Argentina fue el anfitrión y guiados por César Luis Menotti y los goles de Mario Alberto Kempes, se coronaron en casa. Lo curioso es que el que sería el máximo ídolo en un futuro, fue marginado por el técnico, quien lo calificó de inexperto. Su nombre: Diego Armando Maradona.

El del 86 fue un Mundial sui generis. Era la primera vez que un país organizaba un mundial por segunda vez. Pero lo más memorable del torneo fue la consagración de otra leyenda del balompié, el argentino Maradona, quien guió a los gauchos a obtener su segunda corona.
Estados Unidos fue la primera muestra de que la FIFA quería globalizar el Mundial. El país sede no tenía al soccer como su deporte principal y sus incipientes ligas eran para llorar. Pero allí fue donde Brasil se bebió la copa por cuarta vez, implantando una marca difícil de igualar. El otro lado de la moneda fue la suspensión de Maradona del torneo, por haber dado positivo a un examen antidopaje.

Ocho años después la Copa tuvo un nuevo escenario, el lejano oriente, que estrenó la doble organización entre Japón y Corea del Sur. Pero además de esta y otras novedades, el desenlace cambió poco. Con Cafú levantando la Copa, la selección brasileña no dejaba dudas de su grandeza.
El último campeón fue Italia, selección que logró el tricampeonato en Alemania 2006 y que llega a Sudáfrica lista para defender su corona.

 

Toda la información sobre el Mundial de Sudáfrica la encuentras en https://mundial2010.elclasificado.com

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes