Esta semana arranca un nuevo torneo del futbol mexicano, llamado Guardianes 2020 con el fantasma del Covid deambulando en el ambiente 

La Copa por México sirvió para tantear el terreno. El coronavirus no ha dado tregua en ese país, pero eso no evitó que el futbol se pusiera en marcha con un torneo exprés entre 8 participantes. 

Cuatro días después de terminado el experimento, todo está listo para que el jueves 23 de julio inicie el torneo Guardianes 2020, llamado así para honrar a los trabajadores de la salud que combaten el Covid-19 en ese país. El primer duelo se jugará en el Alfonso Lastras entre Atlético San Luis y FC Juárez.

Muchos se preguntan si no es prematuro que todos los equipos regresen a la cancha porque el virus sigue causando estragos en la población. Pero los dirigentes quieren rescatar algo de las pérdidas que la liga ha sufrido por el parón obligado. El nuevo torneo se jugará sin público, pero habrá partidos de jueves a lunes para sacar algo de ganancias de las transmisiones por televisión.

Otras novedades del torneo Guardianes 2020 es que habrá repechaje, una modalidad donde calificarán de forma directa a la liguilla los cuatro primeros de la tabla. Los cuatro restantes saldrán de una repesca entre los ocho equipos que ocupen los lugares del 5 al 12. La final será el 10 y 13 de diciembre, pero si uno de los finalistas tiene que jugar el Mundial de Clubes, entonces será el 23 y 27 del mismo mes.

Regresando al tema del virus, por su culpa no hubo grandes contrataciones. Hubo que cuidar los recursos económicos que se tenían ahorrados. Es tiempo de vacas flacas. También se habla de que antes de iniciar, todos los jugadores se tendrían que someter a nuevos exámenes para detectar el coronavirus. Hay que redoblar medidas de seguridad. De cualquier forma, será un regreso precavido porque los más expuestos serán los jugadores en mayor medida, porque habrá saludos, abrazos, sudor y todo lo que implica un juego de contacto. EC 

Anuncios de interés en Los Ángeles