Lo ignominioso del asunto es que no le ganó un equipo de primera, ni sufrió esta derrota en la champions. La vergüenza total fue que el Alcorcón, un equipo de la tercera división española le dio una tunda de 4-0 en partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

¡Vaya papelón! Ni con todos sus millones pudo el cuadro merengue librarse de la goleada de un equipo que tiene un presupuesto unas 400 veces menor que la suya, en un estadio que reúne a un promedio de 1,000 aficionados en los partidos que el equipo juega de local (aunque para este duelo hubo cupo para unos 4,000). No estoy exagerando, pero lo que gana el portugués Cristiano Ronaldo en un día, difícilmente lo gana un jugador del Alcorcón en un año.

No vale la excusa de que los dirigidos por el “Inge” Pellegrini eran en su mayoría reservas. Escuche algunos nombres: Diarra, Raúl, Van Nistelrooy, Gago, Guti, Benzema, Marcelo, Metzelder. Nadie se explica el resultado, aunque hay varias hipótesis: falta de atención, un entrenador sin ideas, falta de humildad, descontrol en todas las líneas. He leído algunas notas que hablan de que cuando no está Cristiano Ronaldo en la cancha, el equipo se desdibuja totalmente, vaya tontería, ¿y los demás no cuentan?

Lo que pasó en el estadio Santo Domingo la semana pasada se puede definir en tres palabras: falta de ambición. Sin duda el cuadro merengue salió a la cancha a jugar a medio gas, creyendo tener el material suficiente para obtener los tres puntos; en cambio, el Alcorcón, con toda la ambición que les inyectó un partido de esta magnitud, dieron la vida por el triunfo y terminaron arrasando al Goliat del balompié ibérico.

Las palabras de dos de los involucrados lo dicen todo. Raúl González declaró que les dieron una lección de humildad y que deben pedir perdón a la afición por la imagen que dejaron; en tanto que el DT Manuel Pellegrini dijo después del partido que se va con mucha vergüenza por lo exhibido.

Por fortuna para los millonetas habrá un duelo de revancha en el Bernabeu, pero así logren reponerse en el marcador global, nadie les quitará de encima la terrible humillación sufrida en el primer cotejo.

Si este partido se hubiera jugado hace unos cinco años, el Real ya estaría eliminado, pero como se cambió el formato para que hubiera partidos de ida y vuelta, pues todavía hay oportunidad de recuperación. Adivine por qué se regresó a los partidos dobles… porque con la eliminación en un solo duelo muchos de los grandes sufrían escandalosas derrotas que los dejaban fuera de la competencia. Cabe recordar que en la temporada 2004-05 de la Copa del Rey, última que se jugó en este formato, se dieron las siguientes sorpresas: el Girona eliminó al Villarreal, el UE Lleida al Valencia, el Terrasa FC al Espanyol y el UDA Gramanet al Barcelona.

Así que, cuidado con subestimar a los rivales. Y otra cosa, ya está visto el billete no basta para ganar, solamente para generar interés mediático y subir las acciones de la institución en la bolsa de valores.

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] ó 1 (800) 242-2527.

 

¿Te gusta lo que acabas de leer? ¡Hazle Digg!

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes