El próximo 10 de octubre recibe en el Azteca a su similar de El Salvador, equipo que aun se sujeta a un hilo de esperanza, pero que no deberá representar mayores contratiempos a los locales; cuatro días más tarde hace una visita difícil a Trinidad y Tobago, pero si juega igual que como lo hizo contra Costa Rica seguro se trae otros tres puntos.

El mayor rival de México en esta recta final será el propio México; si se le suben los humos de grandeza y menosprecia a los rivales, cuidado; aunque con Aguirre en el mando dudo que esto suceda, ya que el “Vasco” es experto en hacer que su gente tenga los pies fijos en la tierra.

El “bombero” Aguirre volvió a demostrar que con carácter y entrega se pueden lograr grandes cosas; aunque él diga que todavía falta –eso todos lo sabemos– no hay duda de que volvió a darle vida a un moribundo (la selección) que veía cómo se le escapaba el mundial de las manos, igual que como pasó en la eliminatoria del 2002. Ahora se nota a un equipo trabajado, con orden y lo que es más importante con entrega, con corazón y con unidad.

Viendo la tabla general y el calendario del resto de los equipos, el Tri tiene posibilidades de terminar como puntero; tiene dos duelos duros pero no tanto como los tienen sus competidores. Veamos, son cinco los que todavía luchan por tres boletos directos y uno a la repesca, pero en el papel los aztecas parecen llevar cierta ventaja, no así gringos, catrachos, ticos y cuscatlecos, quienes lucharán entre sí para disputarse los pasajes al mundial.

Para preparar maletas México debe mantener el estilo de juego que mostró ante Costa Rica y Honduras, sin darle tiempo al rival en turno a que haga su juego e imponerse en todas las líneas, solamente así recuperará un poco del respeto que había perdido.

Por otro lado, no sé si debemos frustrarnos o alegrarnos de que sea el “Cuau” –de 36 años– quien se eche a la espalda al equipo, pero lo cierto es que ha sabido ejercer su liderazgo y su particular estilo de juego para sacar adelante a la selección y para nada ha obstaculizado la labor de los más jóvenes. El llamado de Blanco a la selección ha sido otro acierto del “Vasco”, quien ha sabido conjuntar la experiencia con la juventud. Otros que han sobresalido han sido Giovanni Dos Santos, Efraín Juárez (toda una revelación) y Guillermo Ochoa, quien ya demostró que él debe estar en el arco mexicano allá en Sudáfrica.

¿Comentarios? Escriba a: [email protected] ó 1 (800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes