En las pasadas eliminatorias de la Concacaf para el Mundial Corea-Japón 2002, México estaba a punto de quedarse en casa. La solución fue llamar al “Vasco” Javier Aguirre, quien en poco tiempo logró enderezar el rumbo de la nave para ponerla en aguas tranquilas y con viento favorable.

Ocho años después las condiciones eran las mismas. El Tri veía cómo se le escapaba la clasificación a Sudáfrica 2010 llevándose ‘entre las patas’ a tres técnicos que hicieron poco y nada: Ricardo Lavolpe, Hugo Sánchez y Sven Goran Erikkson. Nuevamente los sesudos de pantalón largo llamaron al apagafuegos. Y otra vez, Aguirre logró rescatar un barco a punto de naufragar.

Las coincidencias no quedan ahí. Después del Mundial del 2002 y tras perder vergonzosamente ante Estados Unidos en octavos de final, el equipo se quedó sin técnico. El “Vasco” no regresó a tierras aztecas y se marchó directo a España, en donde ya tenía un precontrato para dirigir al Osasuna de Pamplona. En el país ibérico Aguirre echó raíces luego de tomar las riendas del Atlético de Madrid. Allá consolidó su carrera.

Bueno, pues en esta ocasión el propio Javier declaró en una entrevista a una cadena española, que después de Sudáfrica se regresa a Europa. ¿Era el momento indicado para decirlo?
Esta despedida prematura era un hecho. Su contrato era para llevar a la selección al Mundial y nada más, aunque claro, todos esperaban tener esa continuidad que tanto se busca. Pero Javier debe velar por sus intereses.

Una diferencia entre su primera salida del Tri y la que está por venir, es que sus hijos crecieron y se establecieron en el Viejo Continente. No es como hace ocho años, cuando éstos eran chicos y se podían trasladar con más facilidad siguiendo a los ‘viejos’.

Por otro lado, Javier quiere aprovechar para seguir dirigiendo en España, Inglaterra o hasta Italia y no estar separado tanto tiempo de los suyos.

Muchos lo tachan de ingrato cuando menciona que el problema de inseguridad que se vive en México es otro de los motivos por los que no planea regresar. Y tiene razón, actualmente ya no se salva nadie. Ahí está el caso de Salvador Cabañas y del “Torito” Silva o el secuestro de hace unos años de Rubén Omar romano.

Así las cosas, ya los directivos se devanan los sesos para que la escuadra nacional no se queda acéfala. Se dice que no quieren tropezar con la misma piedra y contratar a un extranjero que no conozca el medio. El nuevo estratega tiene que ser del mercado local o alguien que haya dirigido en México. ¿Nombres? Los que suenen son: Marcelo Bielsa, el “Chepo” de la Torre, Mario Carrillo y Víctor Manuel Vucetich, entre otros. Pero todo a su tiempo, primero está el Mundial y luego… a buscar.

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] ó 1 (800) 242-2527.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes