A estas alturas ya nada se puede hacer, la decision está tomada y los jugadores, como profesionales que son, deben concentrarse en hacer su trabajo lo mejor que puedan. Lo que yo opino es que los dirigentes del balompié azteca gastan enormes sumas de dinero buscando oro en tierra ajena, sin saber que tal vez en su propio terreno pueden encontrar petróleo al que solamente bastaría refinarlo un poco. Casi siempre ha sido así, no es lo mismo promocionar al equipo nacional con un técnico de bajo perfil que con uno reconocido mundialmente y eso señores, es mercadotecnia, es asegurar primero los intereses financieros antes que lo deportivo, ¿o no?

Lo que sí es un hecho es que Sven Goran Erikkson, el terror de las secretarias, está por enfrentarse a un terrible desafío y no hablo de solamente calificar a la selección al mundial de Sudáfrica, sino a los bombazos que le caerán apenas comience su odisea. Prensa, aficionados y jugadores lo tendrán bajo la lupa, lo cual puede superar con uno que otro problema; pero lo peor de todo es que en este puesto pesan más los intereses de personas y compañías comerciales que sin duda le harán la vida de cuadritos al sueco. ¿Se quedará tranquilo obedeciendo a otros o se fajará los pantalones para hacer bien su trabajo? Ya veremos dijo un ciego… EC

Para comentarios: [email protected]

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes