El mismo “Temo” declaró que ya había decidido su destino con el Tri, pero lo que no acabamos de entender es porqué lo hizo en esas circunstancias, ¿o fue obligado? Un jugador de su calibre, y debido a todo lo que le ha aportado al fútbol azteca, merece otro tipo de despedida, algo más digno, de más cachete… usted sabe. Aunque me queda claro que no dejará de jugar, ya que con tantos años, un colmillo largo y retorcido, y uno que otro truco bajo la manga, puede seguir tirando clase en el Chicago Fire un par de años más. Y entonces sí, cuando se retire definitivamente del deporte de las patadas, tirar la casa por la ventana con un megapartido del adiós; otro, en el cual pueda invitar a sus “amigos” y alguno que otro ex astro del balompié mundial.

Con más de 90 partidos con la escuadra nacional, dos mundiales, unos Juegos Olímpicos y un título en Copa Confederaciones, el de Tlatilco comprendió que debe dejar su lugar para los nuevos valores. Eso sí es digno de aplaudirse, el no quererse aferrar a un puesto y dejar la número 10 para la sangre nueva.

Llegarán los Angels al “Clásico de Otoño”?
Todo pinta para que así sea. A casi un mes de que finalice la temporada regular, los Angelinos de Los Angeles (¡qué nombre tan feo! Bueno, todo sea por la mercadotecnia) habían amarrado el título de la División Oeste de la Liga Americana, con una gran ventaja sobre sus más cercanos perseguidores. Pero no se deben confiar, ya que en la postemporarada se encontrarán con escuadras que intentarán lo mismo: ser campeones.

Los angelitos han demostrado tener un equipo sólido tanto a la defensiva como a la hora de anotar carreras. Uno de sus jugadores más valiosos, el cerrador, Francisco Rodríguez, está encendido. La semana pasada, y hasta el cierre de esta edición, había empatado el récord de 57 salvamentos que logró Bobby Thigpen con los Medias Blancas de Chicago en 1990. K-Rod será sin duda una de las piezas clave de los de Anaheim para recorrer la recta final sin contratiempos.

Cabe señalar que el único campeonato de los Angels lo obtuvieron en la Serie Mundial del 2002, a la que llegaron como equipo comodín. Ahora, como campeones divisionales, hay que ver si les alcanza la pólvora para la explosión final.

Para comentarios: [email protected] ó 1 (800) 242-2527

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes