Pepe Penales. Los Angeles | 6 de julio de 2012

Por fin se aprobaron dos sistemas de detección automática del gol. Los tiempos cambian pero el fútbol se negaba a adoptar nuevas técnicas para evitar errores arbitrales. El “Ojo de Halcón” y el GoalRef llegaron para acabar con los goles “fantasma”.

El mundial de clubes de diciembre será la prueba de fuego. Luego se probarán en la Copa Confederaciones y el Mundial Brasil 2014. La Liga Premier inglesa ya levantó la mano para implementar este nuevo adelanto. Lo mismo pretende la MLS. Pero la tecnología cuesta. 250,000 dólares por estadio. Muchos equipos y ligas no podrán con el muertito, pero tendrán que renovarse tarde o temprano. México podría ser uno de los primeros en América Latina.

Y no. No le quitará la esencia al fútbol. Al contrario, será de gran ayuda para la terna arbitral. En solo un segundo podrá el árbitro central determinar si un balón cruzó o no la línea de gol.
Para eso se hizo. No para quitarle la chamba a los hombres de negro, sino para servir como un instrumento más para fortalecer su trabajo.

Es cierto, los goles fantasma a lo largo de la historia se cuentan con los dedos, pero la injusticia queda con marca de hierro en la misma historia. Que lo digan Inglaterra y Alemania, dos que han estado en el ojo del huracán en más de una ocasión.

En la final del mundial del 66 disputada en Wembley, el juez central decretó como gol un disparo de Geoff Hurst que pegó en la línea de meta y que significó el título para los ingleses. La víctima fue Alemania.

El suceso se repitió en Sudáfrica 2010 con estos mismos protagonistas, aunque no estaba en juego la final. Esta vez el perjudicado fue el equipo inglés cuando el árbitro le anuló un gol legítimo a Frank Lampard, lo que hubiera sido el empate transitoria para los ingleses, que al final cayeron 4-1 ante los germanos.

La UEFA, comandada por Michel Platini se negó a usar la tecnología en la Eurocopa. En su lugar se usaron dos jueces de meta. Fracasó. Ucrania pagó las consecuencias con un gol válido que no le dieron por bueno ante, otra vez, Inglaterra. Otra vez el error humano. Pero eso está a punto de terminar. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes