Pepe Penales. Los Angeles | 15 de julio de 2012

Hasta el momento la Furia Roja ha desplegado el mejor fútbol en la Eurocopa. Plasticidad y eficacia en todo el terreno, aunque contra Italia le costó más trabajo vencer a Buffon. Una débil Irlanda pagó los platos rotos ante el virtuosismo de los ibéricos. Vienen retos más complicados. Se le puede atravesar Francia o Inglaterra en cuartos. Son dos huesos duros de roer, siendo los galos los más peligrosos.

Otro que no ha defraudado es Alemania. Hierro y ligereza bien conjuntados. Dos llamados a ser protagonistas mordieron el polvo ante los teutones. Ni Portugal ni Holanda pudieron sacarle un punto. Empujados por un mediocampo solvente y con visión, arriba Mario Gómez es un triturador que no perdona.

Otros avanzan trastabillando. Rusia sorprende y asusta. Nadie les conocía tanta verticalidad ni poder de ejecución en el frente de ataque. Croacia e Italia van sumando de a poco pero se pueden colar. Hacen el trabajo del obrero. Picando piedra pueden encontrar un filón de oro. Franceses e ingleses no se hicieron daño. Buscarán con otros su pase a la siguiente ronda.

Los que han quedado a deber son los anfitriones, aunque fuera de la condición de local poco tenían para ofrecer. Son los polacos los que lucharán palmo a palmo con los checos por un boleto a la siguiente estación.

Punto y aparte lo que le sucede a Holanda. Mala fortuna. Ya merito. Casi casi. Tienen el santo de espaldas. Puede pasarle por encima a cualquiera, siempre y cuando no haya un torneo oficial de por medio. En Sudáfrica un solitario gol la privó de levantar la copa. Ahora está sufriendo en la Euro. Tuvieron en un puño a Dinamarca, pero salieron derrotados. Con Alemania fue otro cantar. Una lucha de poder a poder. Y los tulipanes no pudieron. Se les escapa el tren. Un milagro los puede revivir.

Hay que ver qué dice Portugal, otro que quiere y no puede y a veces puede y no quiere. Ronaldo luchando solo en tierra de nadie. Sigue debiendo. Es mucha carga para la gran estrella del Madrid. No están los compañeros que lo nutren de balones. Pero hay tiempo y esperanza para Cristiano. Todo puede cambiar si llegan los goles.

Así pinta la recta final de este torneo que cada vez se pone mejor. A ver quién se subleva ante el poderío de los de arriba. En el fútbol nada está escrito. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes