Pepe Penales. Los Angeles | 1 de febrero de 2013

 

Agacha la mirada. Habla poco. Su concentración está en meter goles. Lucha, se desespera y lo vuelve a intentar. Ese es el espíritu combativo de Omar Bravo Tordecillas. Eso nunca lo ha perdido, aunque las dianas se le hayan negado. Hoy, poco a poco se labra un camino incierto vistiendo los colores del odiado enemigo del equipo que lo vio nacer como depredador del área.

 

Ya no es un chavo. A sus casi 33 años, el mochiteco sabe que ésta puede ser su última oportunidad para demostrar que sigue siendo peligroso. Después de hacer poco y nada con La Coruña, Tigres, Cruz Azul y Sporting Kansas City, le llegó un salvavidas al firmar para los Rojinegros.

 

No ha sido fácil. Bravo ha aguantado a pie firme las mentadas y las provocaciones de la Barra 51 que no le perdonaba su pasado chiva. Han sido pocos, pero sus goles han convertido los silbidos en aplausos, sobre todo porque esos tantos han sido contra el Guadalajara en pretemporada y contra el América en la liga. Y lo más importante, han significado puntos vitales para alejarse del descenso.

 

Se le ha calificado de personalidad fría, de achicarse en momentos clave. Bravo no responde, en vez de eso salta a la cancha con la mira puesta en el arco rival. Las lucha todas, insiste y vuelve a insistir. La mala racha parece haber terminado. Los goles están llegando. Atlas lo sabe y lo apapacha pero también le exige. El equipo necesita puntos para alejarse de la quema.

 

Por el momento van tres pepinos, pero el campeonato recién comienza. Parece que le sentó bien ser el delantero referente, por encima de Vicente Matías Vuoso y el recién llegado Rodrigo Millar. Eso es lo que Omar necesita para explotar, que le lleguen balones, cargar con el peso del ataque y no ser el segundón, uno al que se recurre en segunda instancia.

 

Por el momento el reto le ha servido al mochiteco para sacudirse la modorra, para levantar el vuelo una vez más, para demostrar que su pase al Atlas no fue una mala inversión y sí la oportunidad de reivindicarse ayudando a los Zorros a quedarse en primera. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes