Desde que el local Argentina arrancó con un gris empate ante Bolivia en La Plata, se presagiaba algo raro. No era posible que la albiceleste y todas sus estrellas no pudieran batir a uno de los más débiles del certamen. Algo estaba pasando, el ambiente se puso denso por el frío y por el resultado.

Esto se comprobó cuando otros dos favoritos, Brasil y Uruguay tampoco ganaron en su primer duelo ante Venezuela y Perú, respectivamente. Y las sorpresas siguieron. Muchos empates, pocos goles y mucho jugar para no perder. De espectáculo mejor ni hablamos.

El brillo de las grandes figuras se opacó. Sólo Messi tuvo destellos, pero no goles. Al final no le alcanzó a los gauchos para llegar a Buenos Aires. El anfitrión tuvo la mala fortuna de encarar en cuartos a los Uruguay, uno de sus más enconados rivales. Con un hombre menos y en penales, los charrúas consolidaron uno de los mayores fracasos del equipo albiceleste.

El destino no fue distinto para otros favoritos. Brasil, Colombia y Chile también se quedaron en el camino con todos los nomios a su favor. En la segunda ronda los que emergieron fueron Perú y Venezuela, dos que llegaron en papel de víctimas.

Una grata sorpresa fue la vinotinto. El equipo se brindó a favor del espectador y metió miedo en cada partido. Tuvo en un puño a los paraguayos en semifinales, pero la suerte de los penales no estuvo de su lado. De cualquier forma, el resto de selecciones ve al conjunto de César Farías con preocupación mientras se aproximan las eliminatorias mundialistas.

Los guaraníes llegaron a la final sin ganar un solo partido en tiempo regular. De pura chiripa, como se dice y practicando un fútbol de destrucción más que de creación. Brasil y Venezuela le dieron un baile, pero no anotaron. De eso se encargó el portero Justo Villar. No se gana con merecimientos, sino con goles, una verdad agridulce.

Uruguay fue el otro finalista. Los celestes fueron los más consistentes. Lo de Muslera impresiona, y el dúo de Forlán y Suárez completa la faena. Tal vez lo de Uruguay sea lo más coherente de esta Copa América que fue un auténtico crucigrama. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes