Las Aguilas del América preparan su artillería para defender la corona del fútbol mexicano ante una jauría desesperada por bajarlas de las alturas

america_vs_tigres

Pepe Penales. Los Angeles | 15 de Noviembre de 2013

A río revuelto, ganancia de pescadores. Tigres quiere dar el primer zarpazo en la liguilla a un América cansado, luego del contingente que envió el cuadro de Coapa para representar a México en la repesca ante Nueva Zelanda.

“El Tuca”, un viejo lobo de mar, intentará aprovechar cualquier ventaja que se le presente para hacer trizas al rival. El mismo tigres ya sabe lo que significa llegar como número uno a la fiesta grande y salir por la puerta de atrás. El torneo pasado fueron echados en el primer enfrentamiento por los Rayados del Monterrey. América tendrá a su favor el ánimo por las nubes por haber salvado a México de no ir al Mundial. Sus aficionados estarán insoportables. Si el águila no avanza en la liguilla presumirán entonces el boleto conseguido a Brasil 2014.

El resto no dejan de ser serios candidatos a levantar la copa. Los más vistosos, los que gustan, son tres: Santos, León y Morelia.

Los de la Comarca son intimidantes. Pedro Caixinha les da rienda suelta a sus fieras en el terreno de juego. Enfrente tendrán en la primera serie a Querétaro, un trabuco defensivo que hace daño en el contragolpe con la pegada goleadora del chileno Esteban Paredes.

León saldrá sediento de sangre. Los Panzas Verdes saben que es ahora o nunca, por lo que se espera un duelo de ida y vuelta con los Monarcas, que también tienen lo suyo. El que pase de estos dos será difícil de parar.

Cruz Azul, el eterno invitado. El que no se pierde ninguna fiesta aunque termine ebrio y perdido antes de tiempo. El casi casi. El que comienza lento, pausado, con apenas lo suficiente para obtener el boleto, aunque luego no sepa qué hacer con él. Los Celestes viven en el limbo. No conocen las llamas del infierno, pero tampoco la gloria celestial. Toluca intentará chamuscarlos con la fuerza en el ataque del paraguayo Pablo Velázquez, el mejor anotador del torneo. De la mano de José Saturnino Cardozo, el equipo de los Diablos Rojos regresó a los primeros planos en busca de revivir glorias pasadas.

Es temporada de fiestas y en el fútbol mexicano empezó la fiesta grande, donde siete escuadrones intentarán quedarse con la corona de las Aguilas. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes