Pepe Penales. Los Angeles | 6 de enero de 2012
 

Así, sin echar mano de la abultada cartera del patrón Vergara, Chivas se las arregló para terminar en la cima de la tabla la temporada pasada. La juventud y el empuje le bastó al cuadro rojiblanco para sumar más puntos que el resto del pelotón, eso sin contar con algunas bajas por lesión y al cambio drástico y repentino del entrenador. Hay que recordar que el “Sheriff” Quirarte se hizo cargo del plantel en la fecha 12.

 

Las cosas cambiaron en la liguilla, donde fueron víctimas del juego ratonero de Querétaro y terminaron partiendo con un palmo de narices. Pero al menos su primer lugar general les aseguró un puesto en la Libertadores, donde debutan el 7 de febrero recibiendo al Deportivo Quito.

 

Son las mismas Chivas, sin refuerzos, razón suficiente para que los cataloguen de víctimas. Pero puede ser todo lo contrario, al tratarse del mismo plantel es cosa de apuntalar las debilidades del torneo pasado, eso sí, con otro torneo de experiencia a cuestas.

 

Ya no son tan nuevos. Marco Fabián, el “Cubo” Torres, el “Chatón” Enríquez, Omar Arellano, el “Pato” Araujo, Miguel Ponce, Mario de Luna y Xavier Báez, entre otros, ya pasaron esa etapa. Se han vuelto elementos confiables y seguros en la cancha. Eso sin contar a los que tienen más millas recorridas.

 

Este puede ser el año del chiverío. No han campeonado desde el Apertura 2006 cuando el “Chepo” de la Torre le dio a la legendaria institución su último título. Pero van a tener que redoblar esfuerzos. Sus acérrimos enemigos, los de Coapa, no gastaron mucho pero hicieron cambios para ir por la corona de Tigres. Otros, como los propios felinos, los Cementeros del Cruz Azul y los Guerreros del Santos tienen la misma consigna.

 

También está el hecho de estar en la Libertadores. El plantel no da para tanto, pero a cualquiera que le apueste tiene buen chance de llegar lejos. Basta señalar que los tapatíos llegaron a la final del certamen del 2012.

 

Por lo que se anticipa, parece que van a enfocar todas sus baterías al torneo casero que estaría jugando su final en mayo próximo. Y como dicen las Sagradas Escrituras: “Lo demás vendrá por añadidura”. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes