Pepe Penales. Los Angeles | 29 de septiembre de 2011
 

Con tres descensos a cuestas los Rojinegros del Atlas pisan otra vez terreno peligroso. Las llamas de la segunda ya empiezan a chamuscarles los pies.

 

A ver si esto sirve para que se pongan las pilas y vuelvan a ser ese equipo alegre del que salieron varios jugadores de gran nivel que le dieron realce a la institución.

 

Por allí pasaron grandes técnicos como Marcelo Bielsa, Daniel Guzmán, “Ojitos” Meza y La Volpe, entre otros. Jugadores como Rafa Márquez, Miguel Angel Zepeda, Daniel Osorno, Jared Borgetti, Andrés Guardado, Oswaldo Sánchez y Edgar Pacheco fueron formados allí.

 

La cuota de extranjeros no había desentonado tanto como ahora. Todavía se recuerdan a Jorge Almirón, José Luis Calderón, “El Misionero” Castillo, Darío Franco, Emanuel Villa, Reinaldo Navia y Bruno Marioni, quienes aportaron su talento al cuadro rojinegro.

 

Pase lista al plantel que juega actualmente y son contados los nombres que hacen ruido. A esto súmele los problemas que arrastra la directiva, cuyos fondos en ocasiones no alcanzaban para para pagar a los jugadores.

 

Los efectos fueron devastadores en uno de los planteles con más tradición en el fútbol mexicano. Los resultados negativos se fueron acumulando y el último sacrificado fue Rubén Omar Romano. En su lugar llamaron al ex técnico de la selección sub 20 de México, Juan Carlos Chávez.

 

Se ve empinada la cuesta. Al equipo todavía le esperan duelos ante Pumas, Morelia, Monterrey, Chivas y Santos. Ni modo, tienen que atorarle a lo que venga.

 

La próxima temporada será vital para estos zorros que buscarán separarse de Estudiantes Tecos y Xolos de Tijuana, otros que también están sobre tierras movedizas.

 

Mientras tanto, continúan los rumores sobre una posible venta del equipo. No es la primera vez. Ya antes Rafa Márquez y el cantante Alejandro Fernández lo intentaron.

 

El pastor del rebaño, Jorge Vergara, ofreció ayuda en metálico…y  nada. Ahora es un grupo de inversionistas encabezado por Néstor de la Torre que quiere al equipo.

 

Pero si esto sucede, ojalá que no se llevan al Atlas a otra ciudad. No sería lo mismo. Allí terminaría la historia de uno de los equipos más añejos del balompié azteca. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes