La muerte de Diego Maradona sacudió al mundo del futbol y no hizo sino perpetuar su título de leyenda

Su corazón no resistió. Un paro respiratorio le quitó la vida a Diego Maradona a los 60 años recién cumplidos. Estaba en casa de su hija en el barrio de Vila Nova, en su natal Argentina, recuperándose después de ser operado de un hematoma en la cabeza.

La noticia de su muerte se propagó como el fuego. El Diez había dejado de existir. Atrás quedaron sus excesos y sus demonios para darle paso a la leyenda. Pasó de la pobreza a la extravagancia. De jugar en el potrero a pisar las mejores canchas del mundo. Sol y sombra. Héroe y villano.

Pero su grandeza se la debe al futbol. Un genio desde pequeño. Un don natural para la gambeta y el gol. Brilló lo mismo con su equipo de barrio que con la Albiceleste. Un capitán dispuesto a morir por su tripulación. Con él en la cancha era casi un triunfo seguro. Un dios en la Bombonera de Buenos Aires y en el San Paolo de Nápoles.

A su gran habilidad con la pelota lo acompañaba una pasión desmedida. Defendía a muerte la camiseta y a sus compañeros. Nadie gozaba más los triunfos y sufría más las derrotas. Lo suyo no era estrategia aprendida, era improvisación y talento puro. Toque y destreza. 

Lo recordaremos por esos goles inolvidables. Por esas hazañas enfundado con los colores de la selección en el mundial del 86. Por debutar con Argentinos Juniors, el Bicho, justo antes de cumplir los 16. Por hacer más grande al club xeneize, su amado Boca Juniors. Por sacar del anonimato y encumbrar al Nápoli. Por ser “el Diego”, para muchos, el más grande de la historia.  

Los mensajes de duelo llegaron en cascada. “El Rey” Pelé lamentó la pérdida de un gran amigo y una leyenda. “Un día, espero que podamos jugar juntos en el Cielo”, escribió en Twitter. Otros se hicieron eco: Romario, Cristiano, Ronaldo (El Fenómeno), Higuita, Ardiles, Neymar. De todas las naciones y de todas las épocas. Rindiendo tributo a un ser mítico que perdió su batalla aquí en la Tierra. Maradona se fue y el futbol estará de luto por mucho tiempo. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles