Los Jets de Nueva York llevan 42 años de no ganar un Súper tazón de la NFL, luego de que en 1969 derrotaran 16-7 a los entonces favoritos Potros de Baltimore. En aquel entonces la gran figura de los verdes era su mariscal de campo Joe Namath, quien se hizo famoso por su estilo fresco y desfachatado.

Si la versión actual de los Jets ganan su segundo anillo de campeones o si se quedan en la orilla, otra vez el quarterback figura como pieza fundamental de lo logrado por el equipo esta temporada. Su nombre: Mark Sánchez. Los dirigidos por el polémico Rex Ryan se colaron como equipo comodín a la postemporada, donde enfrentaron en la primera ronda a Peyton Manning y los Potros de Indianápolis. Contra todos los pronósticos, Sánchez y compañía sacaron el orgullo y avanzaron con un apretado triunfo de 17-16.

Una semana más tarde tuvieron otra visita complicada cuando visitaron a los Patriotas de Nueva Inglaterra, cuadro que llevó a la postemporada la mejor marca de la liga. Con una excelente labor defensiva de los Jets, que atraparon al comandante Tom Brady hasta en cinco ocasiones, Mark Sánchez se sacudió la presión y lanzó tres pases de anotación para guiar al equipo a una sorprendente victoria de 28-21.

Sánchez, méxico-americano de tercera generación, ha sabido aprovechar las oportunidades que se le han presentado desde que empezó a destacar en el deporte de las tacleadas en su época de estudiante de secundaria, cuando jugaba con los Diablos de Mission Viejo. Tras su paso arrollador, varias universidades buscaron sus servicios, pero él se decidió por no dejar su territorio y firmar con los Troyanos del Sur de California, donde poco a poco se afianzó en el ataque del equipo logrando ganar el Tazón de las Rosas en el 2009.

Nuevamente se le presentó la oportunidad de enrolarse como profesional cuando le faltaba un año como universitario, y se aventó sin mirar atrás cuando los Jets lo seleccionaron en el draft colegial de ese mismo año.

Dos temporadas después y con 24 años de edad a cuestas, Sánchez ha disputado dos finales de conferencia, faltándole únicamente ganar un Súper Tazón para ponerle la cereza al pastel a su aún joven carrera.

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes