Carneros y Cargadores fueron las dos caras de la moneda en su primer partido de la temporada regular de la NFL

Los Carneros de Los Ángeles debutaron en casa con una apabullante victoria de 46-9 sobre los Potros de Indianápolis. Fue una exhibición de poderío en todas sus líneas. Solo hay un pero, la pobre entrada que se registró en el Coliseo angelino con menos del 30 por ciento de su capacidad.

La gente no se está enganchando con los Rams. Es un llamado urgente para despertar la pasión de un público que durante años clamó por tener una franquicia de la NFL. Un día antes del partido de los Carneros, el mismo escenario tuvo la presencia de unos 70,000 aficionados en el duelo de los Troyanos de la Universidad del Sur de California contra la Universidad de Stanford.

En una nota publicada en Business Insider aparece un tweet donde se menciona que había boletos disponibles por la irrisoria cantidad de 6 dólares; aun así, muy poca gente se animó a ver el encuentro.

Es inicio de temporada. Hay que esperar a que la gente se contagie de la fiebre del fútbol americano y de uno de sus nuevos equipos de Los Ángeles.

Hablando de los Cargadores, su partido debut fue de derrota. Cayeron en su visita a los Broncos de Denver por pizarra de 24-21. También los que acaban de llegar de San Diego se tienen que poner las pilas para salir del sótano que ocuparon la temporada pasada. Este fin de semana debutan en el HubStub Center contra los Delfines de Miami.

Le seguiremos la huella de cerca de los dos equipos de Los Ángeles, esperando que la afición responda con su apoyo y con sus boletos a los partidos. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles
SHARE

Más artículos de interes