Guadalajara busca evitar el descenso con el regreso de viejos conocidos y con el único pez gordo que atrapó en el régimen de transferencias, Isaac Brizuela

Chivas se juega la permanencia en el Clausura 2015. Después de ver a su rival más odiado levantar la copa de campeón, los rojiblancos se preparan para evitar el descenso a como dé lugar.

Se habló tanto de los refuerzos que buscaba el Rebaño, que al final del régimen de transferencias de invierno casi se quedan chiflando en la loma. Pero al final pudieron amarrar, en compra definitiva, a Isaac “El Conejito” Brizuela, su fichaje bomba, a quien obtuvieron a cambio de dinero y dos jugadores, Sergio Nápoles y Abraham Coronado.

Menudito, encarador, gambetero y definidor, el jugador de 24 años nacido en San José, California, será el conejo de la suerte que necesita Chivas para conseguir goles que se conviertan en puntos. No, todo lo que se rumoraba de que llegaban el “Gullit” Peña, Alan Pulido y otros, fueron espejitos. Al final se tuvieron que conformar con Brizuela y el regreso al redil de viejos conocidos, como Miguel Ponce, Marco Fabián, Luis Pérez y Erik “El Cubo” Torres.

A diferencia de su enconado rival, un América que buscar ser espectacular, los tapatíos van a la segura, a no perder puntos, a ser sólidos en la zaga y certeros en el ataque. Es el estilo del “Chepo” de la Torre y el que más le conviene al equipo en esta situación.

Pero viendo la plantilla de los rojiblancos y con el sistema del técnico bien aprendido, es un cuadro de respeto. Si logra hacerse un grupo compacto, comprometido y trabajador, Chivas puede despuntar esta temporada. Y más le vale que lo logren. Ya no hay mañana. Es su última oportunidad de salvarse.

Marco Fabián, Omar Bravo, “El Cubo” Torres, Aldo de Nigris, Fernando Arce, Carlos Salcido y ahora “El Conejito” Brizuela. Son de lo mejor en la cada vez más menospreciada cartera de jugadores mexicanos. Mientras que América con sus millones se llena de extranjeros para llenarse de títulos, Chivas le sigue apostando al talento nacional, aunque por el momento estén al borde del precipicio, confiando en que el orgullo y el carácter los lleve a mejores pastos. EC 

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes