Los Lakers están a un solo partido de derrotar a los Miami Heat en las finales de la NBA. Sería el cuarto anillo de campeón para LeBron 

Su leyenda es cada vez más grande. Tras quedarse por fuera de los playoffs por segunda vez en su carrera el año pasado, LeBron James ha devuelto a Los Angeles Lakers a donde pertenecen, a las finales de la NBA. Para él son las décimas, nada menos, con casi 36 años y 17 temporadas encima. Y si todo sale bien, el jueves podría ganar su cuarto anillo de campeón y de paso llevaría a los Lakers a otro título tras haberse impuesto el martes por la noche y dejar la serie vista para sentencia (3-1).

Números apabullantes de LeBron James

Para James sería el cuarto anillo de campeón con tres equipos distintos, además de haber destrozado unos cuantos récords por el camino. Sin haberse llevado el título todavía, se puede decir sin temor a caer en exageraciones que el de Ohio es el mejor jugador de la historia de los playoffs. Lidera la clasificación de puntos (7395), minutos (10689) y robos de balón (440), y es el segundo en asistencias (1846), solo por detrás de Magic Johnson, en triples-dobles (27) y el sexto en rebotes. Un auténtico portento.

La magnitud abruma, y pese a todo afronta cada final como si hubiera vuelto a la casilla de salida: es su oportunidad de ganar con el tercer equipo distinto y en una franquicia capaz de agrandar cualquier relato.

Anillo de campeón de los LakersRecordando a otros grandes

De lograrlo, significará haber resucitado a un gigante que llevaba una década sin pisar las Finales, desde aquel ‘back-to-back’ de Kobe Bryant con Pau Gasol de segundo espada, y la constancia de que a sus casi 36 años sigue siendo determinante en lo más alto. Lo hace de la mano de Anthony Davis, el escudero al que cortejó durante más de medio año hasta llevárselo a Los Ángeles y que ahora se anuncia preparado para tomar el relevo.

Davis es un prototipo perfecto del jugador interior del siglo XXI, un pívot hombre alto cada vez más versátil en ataque y extremadamente móvil en defensa. LeBron ha pasado de la exuberancia de años anteriores a elegir los momentos en los que toma el control del partido. Deja espacio para Davis, que ahora asimila ese mismo aprendizaje que él necesitó hasta su primer anillo en 2012, y para que los secundarios, menos lustros que los de otros aspirantes, vayan ganando poso.

A punto de colocarse otro anillo de campeón

No olvida LeBron que su ventana como aspirante al anillo será más larga cuanto más y mejor siga creciendo Davis, ni que, pese a formar el dúo más devastador de la NBA, necesitan a esos actores de reparto como Rajon Rondo, Alex Caruso, Kyle Kuzma o Dwight Howard. Los Lakers han sabido construir a su alrededor un equipo de garantías en su camino hacia un cuatro anillo de campeón.

Portada del ebook sobre los LakersPara ver más temas relacionados sobre la final de la NBA, descargue gratis el e-book más reciente de El Clasificado. EC

Anuncios de interés en Los Ángeles