Un especialista dice que el uso de la vitamina C ayuda al sistema inmunológico y que puede hacer lo mismo para tratar o prevenir el Covid-19

Las medidas de prevención contra el nuevo coronavirus incluyen mantener la distancia, lavarse las manos y usar un cubrebocas, pero de acuerdo al doctor Adam Breiner también deberíamos considerar agregar la terapia del uso de la vitamina C a nuestras medidas preventivas.

«Ya sea que esté mostrando síntomas de una infección viral o simplemente quiera protegerse, tomar vitamina C debe ser una prioridad en la lista de cosas por hacer», dice el Dr. Adam Breiner, quien practica medicina familiar en Whole-Body Medicine, en Fairfield, CT. «Esta es una manera simple de mantener su sistema inmunológico funcionando al máximo».

Aquí hay cuatro cosas que debe saber sobre el uso de la vitamina C para ayudar a tratar o prevenir el Covid-19.

1. La vitamina C se ha utilizado durante mucho tiempo para ayudar con problemas de virus y respiratorios. Frederick R. Klenner, pionero en la investigación de vitamina C para infecciones, usó altas dosis de esta vitamina para muchos problemas, como sarampión, paperas, culebrilla, mononucleosis, artritis y otras infecciones. En un momento durante el apogeo de la epidemia de polio a fines de la década de 1940, el Dr. Klenner curó 60 de los 60 casos de polio que trató. Todos completamente recuperados sin secuelas post-virales.

2. La vitamina C ya se está utilizando para tratar a algunos pacientes con coronavirus. Pero la dosis debe aumentarse. Un artículo del New York Post señala que varios hospitales de Nueva York están dando a los pacientes con coronavirus grandes dosis de vitamina C después de que informes de China mostraron que ayudó a sus pacientes. Sin embargo, Breiner dice que los hospitales deben administrar a los pacientes dosis aún más altas de esta vitamina para que sean más efectivos.

3. Puede ayudar a protegerse tomando vitamina C por vía oral. «Mi recomendación es comenzar con 2-3 gramos tres o cuatro veces por día y aumentar o disminuir el nivel según sea necesario», dice Breiner. «La forma oral habitual de vitamina C es el ascorbato de sodio tomado en forma de píldora o polvo. Aún mejor son las nuevas formas liposomales de vitamina C que permiten una mayor tasa de absorción. Tenga en cuenta que tomar mucha vitamina C oral puede causar heces sueltas. La mejor manera de determinar su dosis oral adecuada de vitamina C es tomar suficiente para causar heces sueltas y luego disminuir la cantidad de su dosis hasta que tenga heces normales. Una cosa que notará es que cuando su sistema inmunológico es desafiado, podrá ir a una dosis oral mucho más alta de vitamina C antes de alcanzar la tolerancia intestinal».

4. La vitamina C intravenosa podría ser la mejor opción para fortalecer su sistema inmunológico. Whole-Body Medicine ofrece gotas intravenosas personalizadas para ayudar a estimular su sistema inmunológico. La terapia intravenosa evita el proceso digestivo y entrega el 100 por ciento de la vitamina C a las células. Una vez que comienza la infusión intravenosa, la vitamina C y otros nutrientes circulan instantáneamente en el torrente sanguíneo y luego son absorbidos fácilmente por las células.

“La terapia con vitamina C puede ser otra herramienta útil de prevención o tratamiento»», concluye el Dr. Breiner. EC