Las selecciones favoritas para llegar a la final tienen su propio viacrucis, aunque algunas con menos piedras en el camino

Alemania, Argentina, Brasil y España, así, por orden alfabético, son las que aparecen como las selecciones favoritas para llegar a la final del Mundial 2014. Pero si lo consigue, lo habrán hecho bajo diferentes circunstancias.

Y como dijo un arriero: no hay que llegar primero, pero hay que saber llegar. Para empezar, el anfitrión tiene toda la presión encima. Primero de ganar su grupo y luego, la Copa. Su favoritismo lo coloca como el puntero por encima de México, Croacia y Camerún. Todo se complica en la siguiente etapa, en los octavos de final, allí se vería las caras con el segundo del grupo B, que podría ser la actual campeona, España, la peligrosa Holanda o la sorpresiva Chile.

¡Qué susto! Supongamos que ya los de casa brincaron este enorme obstáculo. El que seguiría en su camino es el ganador del choque entre el primero del C y el segundo del D. ¿Quién le gusta? En la baraja de posibilidades aparecen Colombia, Uruguay, Italia o Inglaterra. Todo esto sin contar con posibles sorpresas. Más digerible para el dueño del certamen, ¿no? Depende, porque si todo sale según lo planeado, a quien se encontraría en la semifinal sería nada menos que con Alemania.

Argentina, del otro lado, la tiene más “papita”, al menos hasta la ronda de cuartos de final. Primero de su grupo, ni dudarlo; luego chocaría contra el perdedor del grupo E, que si no pasa nada extraño sería Suiza o Ecuador. Los pamperos no deberían tener impedimentos para seguir su marcha. Lo malo es que en su posible futuro inmediato se yergue un muro difícil de pasar, esto suponiendo que el que llegue sea Portugal, que habría dejado fuera de carrera a belgas o rusos.

Si España pasa como primera de su grupo le tocaría dirigir la otra llave en la que aparecen como rivales México o Croacia en octavos de final, y luego Inglaterra o Italia, ¿o Colombia? En cuartos. Si nadie la para, La Furia Roja llegaría encendida a un duelo a muerte en la semifinal ante Argentina.

Ya la final se la dejo a su criterio y buen juicio: Brasil vs. Alemania y Argentina vs. España. A ver si no nos llevamos un chasco y algún advenedizo nos echa a perder la quiniela. EC

Compartir

Más artículos de interes