Bélgica, Rusia, Argelia y Corea del Sur se disputarán la clasificación de un grupo H cargado de ilusiones en el que sus selecciones pocas veces han tenido opciones tan reales de pasar a la siguiente ronda de una Copa del Mundo

Rusia: octavos de final en 1986. Bélgica: cuartos de final en ese mismo mundial de México. Argelia: nunca ha superado una primera ronda. Tan solo Corea del Sur puede decir que tiene cierta presencia en las rondas finales de una Copa del Mundo, y es que son recientes las semifinales alcanzadas –dejando arbitrajes aparte– en “su Mundial”, el que acogió junto a Japón en el 2002.

Todos con el cuchillo entre los dientes. No todos los días se tiene la oportunidad de hacer historia servida en bandeja de plata. Pero analicemos el grupo más futbolísticamente: con una generación de futbolistas como nunca la ha tenido, los Edin Hazard (Chelsea), Fellaini (ManU), Vermaelen (Arsenal) o Lukaku (Everton), la selección belga parece sobradamente preparada para el reto. A su favor, además, el jugar el primer partido contra la, probablemente, más débil del grupo, Argelia.

La selección argelina cuenta con Sofiane Feghouli como gran estrella. El interior del Valencia de la Liga Española, tras pasarse una buena parte de la temporada lesionado, llega en buena forma a Brasil, con una buena media de goles y asistencias.

La selección rusa aparece con una línea defensiva formada en gran parte de algunos de los supervivientes que alcanzaron las semifinales de la Eurocopa del año 2008 –véase Akinfeev, Ignasevich, Zhirkov, Berezoutsky– y algunos jóvenes talentos que ya llevan unos años haciendo ruido, como Dzagoev. El cuadro ruso confía en la experiencia y capacidad de su nuevo técnico para la causa, Fabio Capello, que afronta su mundial consecutivo, después de su decepcionante participación con Inglaterra en Sudáfrica 2010.

Por último la selección coreana, la cual tiene la media de edad más joven de la copa del mundo y cuenta con Chu-Young Park, promesa del Arsenal cedida en el Watford, como gran arma. Nada parece obvio en este grupo, todos tienen sus armas. EC

Compartir

Más artículos de interes