España llega a Brasil con un centro del campo mermado por los años y el bajón de confianza, la piedra angular para volver a convertirse en campeón

Cuatro años es mucho tiempo, suficiente para que la España que logró proclamarse campeona del mundo llegue a Brasil a defender su título con su columna vertebral notoriamente dañada. Xavi Hernández, con 32 años, ya no es el que era, y Andrés Iniesta, el héroe de Johannesburgo, ha sufrido un notorio bajón de juego, como muchos de los integrantes del Barcelona este año. Por si fuera poco, el hombre que parecía poder dar nuevos bríos al centro del campo español, la clave de su juego vistoso y de toque, se ha lesionado y no estará en Brasil: Thiago Alcántara, el talismán del fútbol de Guardiola en el Bayern de Munich.

Pese a esos aparentes contratiempos, según Pelé y otro puñado de especialistas, el equipo de Vicente del Bosque es, junto con Alemania, el gran favorito para llevarse el cetro mundial, no solo porque tiene una idea definida de juego, sino porque tiene un bloque ya establecido, con jugadores como Piqué, Sergio Ramos, Iker Casillas o David Silva que saben lo que es ganar grandes competiciones a nivel internacional.

Serán, en principio, los grandes favoritos a llevarse el grupo, aunque no de forma autoritaria, ni mucho menos, si se impone la lógica. En frente tendrán a Holanda, la finalista del anterior Mundial, y con la que se verán las caras para empezar. El equipo ‘orange’ llega de la mano de Louis Van Gaal, el entrenador amante del fútbol de su país que logró que el Ajax jugara un balompié para la historia del deporte.

La base vuelve a ser integrantes de la liga nacional, con estrellas como el delantero del Manchester United Robbie Van Persie o el del Bayern de Munich, Arjen Robben para llevar a los holandeses lo más lejos posible. Cualquiera de esos dos favoritos se las tendrá que ver, en principio, con Brasil en el cruce de octavos de final.

Eso es si no lo impide Chile, el tapado del grupo, un equipo el sudamericano que llega con la bandera de aguerrido y difícil de batir y que Del Bosque no quería ver ni en pintura. Arturo Vidal y Alexis Sánchez son sus principales estrellas bajo la dirección de Jorge Sampaoli.

Por último está Australia, la cenicienta del grupo, que aspirará a molestar lo que pueda a los tres gigantes que le han tocado en suerte. EC

Compartir

Más artículos de interes