De la mano de Jorge Sampaoli, los sudamericanos comparecen en su segundo Mundial consecutivo

La selección chilena está llamada a ser una de las posibles revelaciones en el Mundial de Brasil de este verano, donde espera hacer valer su rocosidad y una buena pléyade de futbolistas de cara a llegar lo más lejos posible, para lo que tendrá que dejar fuera en primer lugar a uno de los dos finalistas de hace cuatro años.

Chile ya dejó claro en Sudáfrica que era un rival de talla competitiva, aunque entonces se quedó en los octavos de final, arrollada por la solidez de Brasil, más habituada a lidiar con este tipo de equipos. Fue entonces su octava participación en una Copa del Mundo, torneo donde su mayor éxito fue en 1962 cuando, ejerciendo de anfitrión, finalizó en un óptimo tercer puesto.

Cuatro años después repitió presencia en Inglaterra’66, pero lejos de ‘casa’ no ganó ningún partido y se fue a las primeras de cambio. Desde entonces sus apariciones fueron esporádicas y en Sudáfrica puso fin a 12 años de ausencia, logrando encadenar dos presencias consecutivas en un Mundial con su clasificación para este verano.

Instalado entre los cuatro mejores de Sudamérica junto a las históricas y campeonas del mundo Brasil, Argentina y Uruguay, el camino de Chile hacia el Mundial no comenzó del modo esperado. El ‘Loco’ Bielsa había dejado una gran base de trabajo que no pudo sacarle provecho su relevo, su compatriota Claudio Borghi, que no fue capaz de mantener de inicio esta herencia.

Entonces surgió la figura de otro técnico, Jorge Sampaoli, que recuperó la identidad del combinado andino que volvió a ser el de antaño y acabó remontando posiciones para clasificarse como tercero del grupo de la Conmebol por detrás de la Argentina de Leo Messi y la Colombia de Radamel Falcao.

Y es que con su nuevo técnico Chile ha vuelto a tener fe en hacer un gran Mundial. Con su agresivo estilo, con gran despliegue y una fuerte e incómoda presión arriba y el nivel de algunos de sus jugadores, como el pujante Arturo Vidal o el irregular pero buen goleador Alexis Sánchez, puede ser una auténtica piedra en el camino para españoles y holandeses. Veremos. EC

Compartir

Más artículos de interes