El Clasificado agasajó a los ganadores del Concurso Copa Mundial con una rica comida en el restaurante La Huasteca, donde además pudieron ver el partido del Tricolor

Porras, cánticos, máscaras, trompetas. Fue un día de fiesta en Plaza México de la ciudad de Lynwood, donde una multitud se dio cita para disfrutar del partido entre México y Camerún, gracias a la pantalla gigante ubicada en la plaza principal.

Pero también en el restaurante La Huasteca se vivió el evento de forma espectacular, ya que adentro hubo lleno total. Allí, representantes del Programa Paisano del gobierno mexicano, en colaboración con el Consulado de México en Los Angeles, tuvieron su mesa de invitados especiales, por supuesto, todos ataviados con su camiseta del Tricolor azteca. “México jugó muy bien. Y por lo que podemos ver, la afición es la que nunca falla”, comentó Atanasio Campos, representante de la oficina consular antes mencionada.

El Clasificado no se quedó atrás. En un espacio reservado se encargó de agasajar a los ganadores del Concurso Copa Mundial, quienes además de ganarse la oportunidad de ver el partido en una de las grandes pantallas que tiene el loca, disfrutar de un delicioso desayuno estilo buffet.

Conforme transcurría el partido, la gente ovacionó cada aproximación del equipo verde, al mismo tiempo que le hincaba el diente a los chilaquiles verdes, al chorizo con huevo, a las costillitas, y a los otros platillos siempre dispuestos para llenar el plato una y otra vez.

Fue una mañana redonda. Rica comida mexicana y gritos eufóricos con el triunfo de la Selección Mexicana. Y los ganadores del Concurso de El Clasificado, felices. Uno de ellos, Javier Zendejas, de Gardena, expresó: “Si juegan así (México), pueden pasar a la segunda ronda”.

Afuera junto a la réplica del Angel de la Independencia, la gente celebró con todo el primer triunfo del Tricolor azteca en el Mundial. Así vivieron los mexicanos este evento especial en Plaza México. EC

Más artículos de interes