• Consumo mínimo de azúcar, especialmente cuando hay tendencia a la diabetes. Se deben evitar las bebidas azucaradas, especialmente las sodas.

• Higiene bucal: El cepillado diario de los dientes debe ser 100% efectivo, para evitar la formación de bacterias y el mal aliento.

• Sensibilidad dental: Cuando se provoca hipersensibilidad en los dientes, debido a la falta de esmalte en las raíces, aparte de la visita al dentista, el cepillado de los dientes debe hacérselo mediante una pasta, específicamente fabricada para contrarrestar este problema.

• Resequedad bucal producida por el consumo de algunos medicamentos, la que debe evitarse o disminuirse mediante el consumo de un mínimo de ocho vasos diarios de agua.

• Las lesiones en la boca se deben dar la importancia que tienen porque toda inflamación de las encías o heridas en cualquier parte de la boca son  producidas por algún problema de salud que debe controlarse a su debido tiempo, antes de provocar una infección bucal severa.

• Visita periódica al dentista, la que debe ser por lo menos cada seis meses. En estas dos visitas anuales, el odontólogo deberá hacer una limpieza de los dientes y una revisión para detectar la existencia de caries y otros problemas dentales.

• Tomar precauciones especiales cuando se están usando medicamentos, algunos de los cuales afectan al buen estado de los dientes

• Las personas mayores que usan prótesis dentales, también deben cuidar de la limpieza de las mismas, para evitar la inflamación de las encías, el mal aliento y visitar al dentista para controlar que la dentadura se ajuste adecuadamente y no se afloje.

     Aparte de todos estos aspectos rutinarios, toda mujer debe mostrar gestos faciales que demuestren un buen estado de ánimo y mucho entusiasmo, como signo de salud física y espiritual.  

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes