En busca de ropa original… ¡y barata!
Ir de compras a las tiendas de ropa clásica y de segunda mano no es mala idea. Allí ofrecen una gran variedad de artículos que no podrás encontrar en ningún otro lugar, especialmente a un precio reducido. Desde hace tiempo, se ha visto que quienes imponen la moda han hecho sus compras en este tipo de tiendas. Varios de estos comercios se han establecido en áreas como Echo Park y Silverlake, en Los Angeles, y parece que les ha ido bastante bien. Muchas de estas tiendas promueven líneas de ropa de diseñadores prometedores, independientes, a precios muy bajos.

Hablamos con Stephanie Engel, quien es modista para la marca francesa April 77 (www.april77.fr). Ella nos explica que, definitivamente, existe un gran potencial para las tiendas de ropa clásica, siempre y cuando la sigan buscando. Stephanie comenta que planea abrir su propio local en el centro de Los Angeles, lugar que, según sus palabras, “está lleno de lindos edificios y la renta es mucho más barata”. También dijo que tiene el deseo de convertirse en distribuidora de la marca April 77, aquí en la costa oeste de los Estados Unidos (algunos artículos ya están disponibles en Barneys New York).

El centro de Los Angeles bien puede ser el lugar perfecto para este negocio, puesto que los salones de exposición más grandes del área se encuentran muy cerca. La mayoría están ubicados en el New Mart y el California Market Center. Incluso, el centro de Los Angeles está en proceso de renovación. Varios departamentos en esta zona están siendo ocupados por personas con gustos por el arte, la moda y la música. De hecho, algunos de ellos están convirtiendo sus departamentos en salones de exposición para promover sus líneas de ropa. Así que aprovecha y date una vueltecita por allí para ver qué puedes encontrar a precios económicos. Seguro hay algo para ti.

¡Hazlo tú misma!
Mientras unos viven a costa de las tiendas de ropa clásica y de segunda mano, otros han adoptado la idea del “hazlo tú mismo”. Al parecer, la mala economía sólo afecta a aquellos que no son creativos con su forma de vestir; los que sobreviven a una crisis económica, son los que buscan lucir orginales y distinguirse del resto de la sociedad. Por ejemplo, las muchachas que convierten las camisetas de talla muy grande en vestidos, y los muchachos que cortan y tiñen todo lo que encuentran en su ropero, pues se están ajustando a la crisis. No hay mejor forma de lucir original que añadiendo un toque personal a tu vestimenta. A fin de cuentas, en tiempos difíciles cualquiera se puede convertir en diseñador de modas.

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes