Aunque parezca fácil conducir una motocicleta, lo cierto es que su control se aprende a través de la práctica, reconociendo sus propias habilidades, y siguiendo las reglas de conducción con disciplina.

A veces muchos conductores principiantes se olviden de esto y a la hora de ponerse al volante de uno de estos potentes vehículos pasan por alto lo anterior, situación que puede provocar accidentes, algunos de graves consecuencias.

Además de conocer las partes de una motocicleta y su funcionamiento, dos de las maniobras más comunes en la conducción de uno de estos vehículos son el cambio de velocidades y el frenado, para las cuales existen reglas básicas que se deben seguir para obtener el máximo control posible.

El cambio de velocidades
El cambiar de velocidad significa mucho más que lograr que la motocicleta acelere suavemente. Aprender cómo usar los cambios al bajar la velocidad, dar vuelta o arrancar antes de subir una cuesta, es importante para manejar el vehículo con seguridad.

Pase por todos los cambios con el clutch al bajar la velocidad o parar. Deje el motor en primera velocidad mientras esté esperando para que pueda arrancar rápidamente si es necesario.

Conduzca lo suficientemente despacio al cambiar a una baja velocidad o la motocicleta se sacudirá y la rueda trasera podría patinar. Al ir cuesta abajo o al cambiar a primera velocidad es posible que tenga que reducir su velocidad para hacer el cambio de forma segura. Prepárese para soltar el clutch de forma suave y pareja.

Cuando vaya a dar una vuelta, lo mejor es cambiar de velocidad antes de empezar el giro. Sin embargo, a veces es necesario hacerlo mientras se da la vuelta. Pero recuerde hacer los cambios suavemente, ya que un cambio repentino de potencia a la rueda trasera puede ocasionar un patinazo.

El frenado
Las motocicletas tienen dos frenos: uno para la rueda delantera y otro para la trasera. Utilice ambos frenos al mismo tiempo. El freno delantero es el más potente de los dos, y puede proporcionar por lo menos tres cuartas partes de la potencia necesaria para un alto total. También tenga en cuenta lo siguiente:

• Use ambos frenos cada vez que disminuya la velocidad o haga un alto total. El usar los dos frenos en paradas “normales” le permite desarrollar un buen hábito de destreza, la cual puede ser necesaria en caso de una emergencia. Apriete el freno delantero y oprima el de atrás hacia abajo. Sujetas firmemente el freno delantero o cerrar bruscamente el trasero puede causar que los frenos se traben, lo que resulta en problemas de control.

• Algunas motocicletas tienen un sistema integral de frenos que une el freno delantero con el trasero a medida que el pedal del freno trasero se oprime. (Consulta con su manual de propietario para ver si este es el mecanismo presente en su motocicleta).

Contenido cortesía del Manual del Motociclista de California

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes