Los frenos se pueden cambiar en cualquier lugar, pero la instalación de repuestos que no han sido probados o que no están diseñados para su vehículo, pueden dañar otras piezas del sistema de frenos y causar problemas.

“Si algo no funciona bien en un sistema, los otros componentes relacionados tienen que trabajar más duro para contrarrestar esa deficiencia”, remarcó Kurt Pursche, especialista en sistemas de frenos, de GM. “La parte menos costosa del sistema de frenos es la pastilla de freno, pero si usted trata de escatimar, eso hará que todo el sistema trabaje más, lo que podría llevar a reparaciones más costosas en el futuro”.

Cuándo reemplazarlos
No hay características específicas visuales para determinar si los frenos de un auto usado están en mal estado sin sacar una rueda del vehículo. Sin embargo, muchos vehículos vienen con una fina pieza de metal adjunta a la pastilla de freno que actúa como mecanismo de alerta. Este dispositivo emite un pitido durante el uso del freno y le deja saber que debería cambiar la pastilla de freno. Señales de que su vehículo necesita frenos nuevos:
1. Los frenos provocan silbido, traqueteo, chirrido o hacen que el vehículo comience a ladearse.
2. Presionar con más fuerza el pedal para que se detenga el vehículo o el pedal del freno llega al piso al presionarlo.
3. El vehículo se mueve hacia un costado cuando se presiona el freno.

Algunas razones por las que fallan los frenos incluyen calor excesivo o el usar productos no adecuados. El calor puede ser el resultado del uso extremo (como “pisar los frenos” al manejar), el uso constante en condiciones intensas (como conducir en terreno montañoso o colinas pronunciadas), o una calibración incorrecta. Además, el calor extremo puede dañar los rotores del freno, llevando a problemas más serios y costosos.

Consejos para que duren más
• Reemplace los frenos con piezas originales del fabricante que están diseñadas y probadas específicamente para ese vehículo.
• No sobrecargue el vehículo con mucha carga o un tráiler que no puede remolcar.
• No arrastre los frenos al acelerar.
• Asegúrese de que el freno de mano funciona correctamente y pruébelo con frecuencia.
Recomendaciones adicionales para el reemplazo de frenos se describen en el manual del propietario del vehículo.

Contenido cortesía de Featurettes

Díganos su opinión. Escriba a: [email protected] o llame al: 1(800) 242-2527.

 

¿Te gusta lo que acabas de leer? ¡Hazle Digg!

Anuncios de interés en Los Ángeles
Compartir

Más artículos de interes