Desventajas:

Al final del contrato el auto no le pertenece (a menos que quiera hacer válida la opción de compra, lo que podría resultar más costoso que haber comprado el vehículo desde el principio).

Puede haber límite en el número de millas recorridas. Si excede ese número, pagará un recargo.
Si termina el contrato antes de su vencimiento, hay cargos por terminación temprana.

Diferencias entre comprar y arrendar

Cuando usted compra un auto, usted es dueño de éste; mientras que al arrendarlo, puede usarlo, pero tiene que devolverlo al finalizar el contrato, a menos que decida comprarlo.

Respecto a la cuota mensual, en una compra es más alta porque se paga el precio completo, interés, impuestos y derechos; mientras que al arrendar se paga únicamente la depreciación del vehículo durante la duración del contrato, alquiler, impuestos y derechos.

Cuando decide cancelar su contrato antes de tiempo, en la compra usted es responsable por el monto de liquidación de la deuda; si es arrendamiento, lo es por todo cargo de terminación temprana.

Si es compra y quiere cambiar el auto, deberá venderlo o entregarlo como parte de pago; si es arrendado, al final del contrato puede devolver el vehículo cubriendo los gastos de finalización, sin ninguna otra obligación.

Referente al recorrido, si compra el auto puede conducir cuantas millas quiera, aunque entre más millas tenga el auto, menor será su valor de reventa o de entrega como parte de pago. En el arrendamiento, la mayoría de los contratos limitan la cantidad de millas a recorrer (generalmente entre 12,000 y 15,000 por año). Si excede ese límite, tiene que pagar un recargo; o puede negociar un límite de recorrido más extenso.

Anuncios de interés en Los Ángeles

Más artículos de interes